Cataluña | España

El pacto de investidura abre la puerta a la 'sociovergencia' en el Ayuntamiento de Barcelona

El socialista Jaume Collboni saluda al candidato de JxCat, Xavier Trias (i), tras ser elegido este sábado nuevo alcalde de Barcelona, gracias al apoyo in extremis de los comunes y del PP, que han impedido así al candidato de Junts, Xavier Trias, hacerse con la vara de mando pese a haber sido el más votado en las elecciones del 28M y pese al aval de ERC.EFE/Quique García

El socialista Jaume Collboni saluda al candidato de JxCat, Xavier Trias (i), tras ser elegido este 17 de junio de 2023 nuevo alcalde de Barcelona. EFE / QUIQUE GARCÍA

El pacto sellado por Carles Puigdemont y Santos Cerdán en Bruselas el pasado octubre podría tener una segunda parte, en las próximas semanas, en Barcelona. El líder de Junts en el Ayuntamiento de la capital catalana, Xavier Trias, aboga cada vez más abiertamente por un acuerdo con los socialistas para gobernar la ciudad. Aunque reconoce que la idea genera resistencias en su partido.

El socialista Jaume Collboni se hizo con la alcaldía gracias a los votos de los Comunes y el PP, pese a su exiguo grupo de 10 regidores, uno menos que Junts. Pero las negociaciones cruzadas con ERC y Junts, además de Sumar, para la investidura de Pedro Sánchez han mantenido congelada la búsqueda de socios en el Ayuntamiento de Barcelona. Resuelta la ecuación de la investidura, Collboni es presionado ahora para escoger socio en el gobierno local.

Tanto los Comunes de Ada Colau como ahora Trias le presionan en este sentido. Presión que no se ha limitado a las palabras. El pasado octubre Collboni vio como el Pleno tumbaba su propuesta de ordenanzas fiscales y el primer paso para aprobar unos nuevos presupuestos municipales, pese a que había pactado previamente con Junts una reforma de las ordenanzas para limitar la subida de las tasas de las terrazas.

Colau le apremia para que cierre un gobierno en la capital catalana junto a Comunes y ERC. Un acuerdo a priori más acorde con las alianzas de PSC y PSOE en otras instituciones, empezando por el Gobierno. Pero lo cierto es que en estos primeros meses de mandato el socialista ha llegado a más acuerdos con el grupo de Trias, con el que tiene más afinidad en los proyectos para la ciudad.

Afinidad Trias-PSC

Tanto Trias como Collboni se presentaron a las elecciones del pasado mayo con la promesa de enterrarlas políticas de Colau en materias como la fiscalidad, el turismo, la seguridad o la colaboración público-privada. El pacto sobre las terrazas, por el que han corregido las tasas impuestas en el anterior mandato en un pacto con el sector de la restauración es el mejor ejemplo.

Esa afinidad, y a la voluntad de una parte de Junts para volver a la política institucional, explica las últimas declaraciones de Trias, que aboga por una entente con los socialistas en el Ayuntamiento de Barcelona. PSC y Junts suman 21 regidores, mayoría en el Pleno. Pero el socialista no aceptará dejar la alcaldía en manos de Junts, pese a que ganaron las elecciones y cuentan con un regidor más.

"Podría estar muy enfadado, pero tenemos buena relación" aseguraba Trias este lunes en Betevé. Todo un giro desde su airada intervención en la toma de posesión de Collboni, o declaraciones posteriores en las que llegó a acusar al PSOE de estar detrás del Golpe del 23F. En esa entrevista, Trias exigió a Collboni "que se decida" sobre su socio en el gobierno local. Una idea que repetía este miércoles en un coloquio en la Universidad Pompeu Fabra.

"Que yo quiera entrar en gobierno de Collboni no es decision fácil" advierte el ex alcalde convergente. Ese es el argumento de Trias para no haber dejado el consistorio, pese a que durante la campaña electoral aseguró que si no se hacía con la vara de alcalde abandonaría el consistorio. "Esta responsabilidad -entrar en un gobierno local con Collboni como alcalde- la quiero asumir yo, que soy el que me he presentado y gané las elecciones".

A la gente de Barcelona le gusta la sociovergencia, defiende Xavier Trias

Trias va más allá, y asegura que sus votantes estarían más cómodos con una alianza de Junts y PSC que con un nuevo tripartito de izquierdas en la capital catalana. "A la gente en Barcelona le gusta la sociovergencia, Convergencia ha desaparecido pero piden que la gente que ve mas centrada sea la que gobierne esta ciudad".

En este contexto, Trias reclama a Collboni "decisiones e ideas claras". Que Collboni "no sepa con quién quiere pactar me sorprende, ¿me puedo fiar de él?". Consciente de que "no seré alcalde" Trias aboga por un acuerdo que permita a Junts mostrar su proyecto de ciudad. Pero para el PSC no es una decisión fácil, porque ese pacto daría alas a un rearme ideológico de los Comunes desde la oposición.

Salida de Maragall

Trias tiene claro, en todo caso, que no concluirá el mandato, y apunta a un periodo de "dos o tres meses" con la esperanza de cerrar primero una coalición en el gobierno local. "No me volveré a presentar, no quiero estar como Biden" asegura. El líder local de Junts seguirá así los pasos de Ernest Maragall, que ha confirmado su adiós al Ayuntamiento de Barcelona.

Con el republicano ya retirado, y el líder de Junts en vías de hacerlo, la única candidata de los cuatro grandes partidos en Barcelona que seguirá en el consistorio es la ex alcaldesa Ada Colau, descartado el salto a la política nacional en el marco del nuevo Gobierno. El PSC es consciente de que debe buscar apoyos en el Consistorio pero Collboni no quiere un gobierno de coalición de la mano de sus rivales electorales.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar