España

Bruselas cifra en 132 millones al año el coste de implantar en la UE el catalán, euskera y gallego

Plenario del Parlamento Europeo. EFE

La Comisión Europea cifra el coste anual de sumar el uso del catalán, euskera y gallego al reglamento que reconoce las lenguas oficiales de la Unión Europea en unos 132 millones, según la "estimación preliminar" de Bruselas, basada en la experiencia con otras lenguas.

"De acuerdo a esa estimación preliminar, el coste ronda los 44 millones de euros por año y lengua, por lo que en total serían unos 132 millones de euros por las tres lenguas", ha indicado a Europa Press el portavoz comunitario de Presupuestos, Balazs Ujvari.

El Ejecutivo comunitario ha llevado a cabo una "evaluación preliminar", pero no podrá completar un "análisis financiero completo", advierte el portavoz, hasta que el Consejo tome una posición formal sobre la petición de España y el Gobierno detalle el "régimen transicional" que plantea para desplegar primero el catalán y más tarde las otras dos lenguas cooficiales.

Este informe se integra en la información que el Gobierno presentará al resto de socios de la Unión Europea para defender la oficialidad de las tres lenguas en un nuevo punto de discusión incluido en la agenda del próximo martes del Consejo de ministros de Asuntos Generales de la UE. Es el último Consejo en el que España, en tanto que presidencia de turno saliente, podrá marcar la agenda antes de que Bélgica tome el relevo en enero.

El asunto figura como punto de "decisión" en la agenda de los ministros, algo que ha provocado "sorpresa" en muchas delegaciones, según varios altos diplomáticos, que insisten en que no cuentan con la información necesaria para reflexionar sobre el fondo de la cuestión, no sólo respecto a su impacto financiero -que España ha dicho que asumirá por completo- sino sus consecuencias legales y prácticas para el resto de regiones.

A finales del pasado octubre, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ya advirtió de que llevaría al menos "dos o tres meses" contar con las evaluaciones de impacto que exigen el resto de Estados miembro. La Comisión Europea, por su parte, se mostró dispuesta a "coordinar" los estudios con el resto de instituciones comunitarias, en las que también habría que estimar el impacto de pasar de 24 a 27 lenguas oficiales.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

2 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Todos tranquilos, que lo paga Sánchez con el dinero de Vd. y mío.
    Eso sí, la pensión de las abuelas en 500 euros.
    Panda de golfos y ladrones.

  2. Avanzamos «inteligentemente» hacia la torre de Babel gracias al nacionalismo de salón y a la estúpida soberbia de unos cuantos. Que duda cabe de que en su casa, todo el mundo,pretenda hablar la lengua de su madre, pero fuera de casa es necesario utilizar solo una o el entendimiento serà complicado. Pero pongamos en claro: si el dirigente catalán cree que es necesario a todos para vivir tener mucho respeto a su lenguaje, por qué razón intenta por todos los medios, legales o no, que quienes vivan en Cataluña sin ser catalanes tengan que hablar catalàn? Por qué no tener un departamente de swahili o de cualquier otra lengua para aquellos cuya lengua materna no sea el idioma nacionalista? Creo que hemos perdido el norte y hemos contaminado la razonabilidad unos empujando por ahí, otros admitiendo positivamente el empujón por la sola razón de sostenerse. Es bueno conocer las lenguas locales, pero la oferta ni puede ser coercitiva ni puede ser diferenciante, ni mucho menos usarse para la confrontación