Cataluña | España

Radicales revientan el minuto de silencio en Barcelona por el 17-A: "España es un Estado de asesinos"

Protestas en Barcelona exigiendo saber la verdad, cuando se cumple el quinto aniversario de los atentados de Las Ramblas EFE

El independentismo más radical ha empañado el acto organizado por el Ayuntamiento de Barcelona para celebrar el quinto aniversario de los atentados de la Rambla. Un grupo de asistentes no ha dudado en utilizar este escaparate para fines partidistas y han roto el minuto de silencio de recuerdo a las víctimas pidiendo «la verdad» en referencia a la teoría de que el Estado está detrás del ataque.

Los boicoteadores han acudido con pancartas como «queremos la verdad» o «ni olvidó ni perdón» acompañando sus gritos durante el inicio del acto y cuando las autoridades han hecho la ofrenda floral. Alguno de los manifestantes ha llamado «asesinos» a los representantes de la Guardia Civil que habían acudido al acto.

En la primera fila de autoridades -que han cedido la cabecera real a las víctimas-, se encontraban el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, los ministros Miquel Iceta y Raquel Sánchez, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, y, en representación del Parlament, la vicepresidenta segunda, Assumpta Escarp.

Sin embargo, las autoridades han cedido el protagonismo a los familiares de las víctimas, que se encontraban en primera fila encabezando el homenaje.

Antes, durante y después de que se celebrara el acto, decenas de personas concentradas en los alrededores han abucheado a los representantes políticos y han gritado «queremos la verdad», «vergüenza» y «vosotros, fascistas, sois los terroristas», mientras mostraban pancartas con lemas como «Reclamamos explicaciones», hasta el punto de que uno de los concentrados ha acusado directamente al Estado alzando la voz para decir: «España es un estado asesino, queremos la verdad, hipócritas».

Te puede interesar

Comentar ()