El Ayuntamiento de Madrid ha eliminado la lista de espera en el servicio de comida a domicilio para personas mayores, que en 2020 alcanzó su máximo por la pandemia, con 444 usuarios.

A lo largo de 2020 atendió a 4.263 personas, sobre todo mayores de 65 años solos. Durante el confinamiento se tuvieron que priorizar las altas urgentes, sobre todo para usuarios de Centros de Día que quedaron cerrados, según han explicado a Europa Press fuentes municipales: «Esto provocó que se fuera incrementando la lista de espera de los casos que eran valorados como no prioritarios, que podían estar varios meses en esa situación», han añadido.

Ante ello, en noviembre de 2020 se decidió incrementar la partida presupuestaria destinada al servicio de comidas en un 23,73%, lo que «proporciona un margen importante» a la hora de dar nuevas altas.

Tras hacer un estudio de la lista de espera existente, desde el servicio se comenzó a llamar a todas aquellas personas que se encontraban en lista de espera, actualizando la solicitud, dándoles de alta si necesitaban el servicio o de baja si ya no era necesario. Este proceso ha permitido que, a día de hoy, la lista de espera haya «desaparecido por completo».

Altas en 10 días o en 24-48 horas si es urgente

En la actualidad, una persona que solicita el servicio de comidas a domicilio, desde que llega la petición desde el distrito hasta que recibe el alta en el servicio es de aproximadamente diez días si no es urgente y de 24-48 horas si es urgente.

Además del refuerzo del servicio en un 20%, desde el Consistorio consideran que ha sido fundamental el esfuerzo hecho por el personal de la Dirección General de Mayores y de los equipos del servicio.

«Han hecho cientos de llamadas para eliminar la lista de espera, y hacen un seguimiento a los servicios suspendidos para asegurarse de que, si no se va a necesitar, se puede incorporar un nuevo usuario que sí lo necesita», han apuntado estas fuentes, quienes han incidido en que el nuevo contrato aprobado en julio permitirá que no vuelva a producirse una lista de espera.

La Junta de Gobierno aprobó el nuevo contrato del Servicio de Comidas a Domicilio el pasado mes de julio. El nuevo contrato, que depende del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, está dotado de 5,2 millones de euros para seguir atendiendo a alrededor de 4.000 personas mayores y una capacidad para repartir en torno a 800.000 menús al año.

El delegado del Área, Pepe Aniorte, ha remarcado el carácter «fundamental» de este servicio para «miles de personas mayores» de la capital y ha puesto el foco en que «cada vez hay más personas mayores que necesitan que alguien les lleve la comida a su casa porque, por distintos motivos, ellos no pueden hacerlo».

«Este servicio arrastraba históricamente una lista de espera, que se agravó durante la pandemia hasta cerca de 500 personas. Por eso, desde el área social, hicimos un refuerzo de más del 20% del contrato. Y ahora podemos confirmar que la lista de espera ya ha desaparecido, y que todos los mayores que necesitan el Servicio de Comida a Domicilio pueden acceder a él. Este es el compromiso de Madrid con las personas mayores de nuestra ciudad», ha resumido el delegado.

Servicio de comida a domicilio

La Comida a Domicilio es una prestación dirigida a personas mayores de 65 años que viven solas o con personas de similar o mayor dependencia, sin red de apoyo, que presentan dificultades a la hora de elaborar la comida o bien que tienen problemas de salud provocados por un déficit nutricional.

También pueden ser beneficiarias del Servicio personas menores de 65 años que, por su especial situación de exclusión social o de dependencia y previo informe social del distrito valorado por los técnicos de este Departamento, así lo requieran.

El objetivo fundamental del Servicio es proporcionar una dieta compensada y variada, previniendo situaciones de malnutrición en las personas mayores y personas con discapacidad. En este sentido se cuenta con una variedad de menús que abarcan diversas patologías que puedan presentar las personas usuarias.

El Servicio además contempla la entrega, en el caso de que se requiera y no se disponga de los mismos, de microondas y frigoríficos para las personas usuarias, en régimen de préstamo mientras se desarrolle el servicio. Además, se establece la elaboración de menús especiales en fiestas señaladas y cumpleaños y la entrega de pequeños obsequios en Navidad.