Cerveza o refresco en mano, científicos de todo el mundo toman los bares hasta el miércoles. Con charlas, experimentos y monólogos de humor los investigadores explican sus hallazgos a todo aquel que se sume a la celebración. España participa en este festival Pint of Science con cerca de 400 científicos de 42 ciudades.

“Para los científicos, los bares son un entorno relajado ideal en el que encontrarse con ciudadanos de a pie y explicarles qué están investigando y para qué. El público lo pasa muy bien, y poder preguntar a un experto sobre un tema científico que les interesa, mientras se toman una cerveza o un vino, tiene un innegable atractivo”, asegura Jorge Bueno, coordinador del festival en España.

Del 15 al 17 de mayo, el festival Pint of Science se celebra de forma simultánea en 10 países (Reino Unido, Francia, Italia, Australia, Brasil, Canadá, Alemania, Japón, Tailandia y España), en bares de más de 160 ciudades.

El programa de charlas de Pint of Science 2017 abarca gran diversidad de temas. “En esta edición se hablará de temas científicos clásicos, como galaxias, átomos, células, bacterias, nanotecnología, insectos, neurociencia, o energías, entre otros muchos”, explica Bueno, y añade que “también habrá charlas sobre asuntos de máxima actualidad en los que la ciencia está trabajando, como impresión 3D, coches eléctricos, drones, perder peso, abejas, Big Data o cerveza”.

En muchos de los eventos se realizarán experimentos o se jugará con la ciencia. También se harán monólogos, talleres o sesiones de magia. El objetivo es descubrir al público el lado más divertido y sorprendente de la ciencia. La participación de los asistentes es un elemento esencial del festival. Ellos plantean sus dudas y preguntas a los investigadores, «un momento que, de alguna manera, es la esencia del festival», dice. “El año pasado, asistieron un total de 50.000 personas en todo el mundo, más de 9.000 en España. Este año queremos alcanzar los 20.000 asistentes en nuestro país”, apunta Bueno.

«El apoyo incondicional de pubs, bares y locales de ocio, que ponen su casa para que Pint of Science sea cada año una realidad, es un pilar fundamental de este evento», aplaude Bueno. La organización corre a cargo de voluntarios –científicos y aficionados a la ciencia- que trabajan de manera desinteresada.