La tecnología avanza que es una barbaridad y llega a lugares remotos donde podría parecer impensable, como Corea del Norte. Una economía autárquica y controlada por el estado no es obstáculo para que haya avanzados proyectos de electrónica de consumo para intentar que sus ciudadanos disfruten de las últimos avances. En este estado de las cosas, compañía estatal Myohyang IT acaba de presentar su más reciente producto para disfrute de los norcoreanos: una tableta llamada… Ryonghung IPad.

Sí, IPad.

Indudablemente Corea del Norte no se distingue por su estricto respeto hacia las patentes internacionales, incluso no es algo de lo que preocuparse demasiado dado que no mantiene relaciones comerciales con prácticamente ningún país. La presentación del IPad provoca, sobre todo, vergüenza ajena.

La tableta no tiene unas características técnicas muy destacadas (procesador de cuatro núcleos a 1,2GHz, 512MB de RAM, 8GB de almacenamiento interno, una tarjeta de memoria externa de 16GB, pantalla de 8 pulgadas con salida HDMI y 250 gramos de peso). Y a ello suma una batería de unas 6 horas de autonomía. Además lleva un teclado externo que hace también las veces de funda protectora. Resumiendo, una tableta Android de gama baja de las que se pueden encontrar por 60 euros en grandes superficies comerciales o en ebay.

El dispositivo permite a los usuarios leer noticias, trabajar en documentos y otras actividades. Lleva preinstaladas 40 aplicaciones, entre las que la marca destaca un diccionario, una calculadora, una enciclopedia de vida sana, una app de salud y un programa de agricultura.

Ficha de la tableta "IPad" del fabricante norcoreano Ryonghung

Ficha de la tableta «IPad» del fabricante norcoreano Ryonghung

En la última edición de la revista norcoreana «Foreign Trade» (Comercio Exterior) el dispositivo se anuncia profusamente y se destaca que «su popularidad está aumentando mucho entre los usuarios».

Hardware y software

Los productos de Apple han sido desde hace unos años fuente de inspiración para la industria tecnológica norcoreana. En 2015, durante el transcurso de una feria comercial en Pyongyang, la compañía Blue Sky presento un ordenador de sobremesa «todo-en-uno» fabricado en aluminio, con bordes negros y teclado y ratón en color blanco. Salvo en el logotipo, el resto un plagio de los iMac.

Imagen del ordenador de sobremesa norcoreano (arriba) imitación de los iMac de Apple (abajo)

Imagen del ordenador de sobremesa norcoreano (arriba) imitación de los iMac de Apple (abajo)

Un año antes, en 2014, Corea del Norte presentó una distribución de Linux (sistema operativo de código abierto) llamado «Red Star» (Estrella Roja), con un aspecto casi calcado a OSX, el sistema operativo utilizado por los ordenadores de Apple. El escritorio, ventanas, iconos… todo era visualmente idéntico al sistema operativo de la compañía de la manzana.

Red Star OS

Red Star OS

Apple ha declinado comentar si emprenderá alguna acción legal ante la más que evidente violación de los derechos de propiedad por la utilización de la marca «IPad» por parte de la compañía norcoreana.