Ciencia y Vida

El uranio enriquecido ruso compromete la seguridad nuclear, según una investigación

Un estudio de la Universidad de Princeton considera que el stock ruso de este material plantea riesgos nucleares significativos

logo
El uranio enriquecido ruso compromete la seguridad nuclear, según una investigación

Central nuclear

Resumen:

Un equipo de 16 expertos nucleares de la Universidad de Princeton ha realizado un informe para el Panel Internacional de Materiales Fisionables (IPFM) en el que señala que la reserva de uranio altamente enriquecido de Rusia, que es la mayor del mundo, plantea importantes riesgos para la seguridad nuclear. El informe proporciona detalles sin precedentes del uso militar y civil del uranio altamente enriquecido en Rusia, el único país que produce uranio altamente enriquecido como exportación.

El stock de uranio altamente enriquecido de Rusia se estima en unas 680 toneladas y, a partir de 2017, se calcula que Rusia utiliza aproximadamente 8,5 toneladas de uranio altamente enriquecido anualmente. Una gran parte de esta cantidad es un material de calidad armamentística.

Este uranio puede ser usado en explosivos nucleares por estados sin experiencia en armas nucleares o por actores no estatales

“Ha habido un gran progreso en la reducción del número de lugares donde se puede encontrar uranio altamente enriquecido fuera de Rusia, por lo que Rusia se ha convertido en una parte cada vez más importante del problema restante”, ha declarado Frank N. von Hippel, co-presidente fundador de IPFM y físico de investigación y profesor de asuntos públicos e internacionales, emérito, en el instituto Woodrow Wilson de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Princeton.

El informe, editado por Pavel Podvig, investigador del Programa de Ciencia y Seguridad Global de Princeton, con contribuciones de otros seis expertos rusos. Además de sus existencias, Rusia también cuenta con un gran número de instalaciones de uranio altamente enriquecido, 58 reactores nucleares y plantas de procesamiento, lo que significa que cantidades sustanciales de uranio altamente enriquecido se están moviendo a través del ciclo del combustible. Según el informe el uranio altamente enriquecido plantea preocupaciones especiales, escribieron los investigadores, ya que puede ser usado con relativa facilidad en dispositivos explosivos nucleares sencillos por parte de estados con experiencia limitada en armas nucleares o incluso por actores no estatales.

En las últimas décadas, y especialmente desde el 11 de septiembre, se han tomado iniciativas internacionales de alto nivel para hacer frente a estos riesgos, especialmente para el uranio altamente enriquecido para usos civiles, como los reactores utilizados para la investigación nuclear.

Llamada de atención a Rusia

Si bien Rusia ha sido activa en la devolución de su uranio altamente enriquecido de las instalaciones de investigación en el extranjero y ha cerrado algunas instalaciones nacionales de uranio altamente enriquecido, no ha hecho del abandono del uranio altamente enriquecido una prioridad, según el informe. Por el contrario, Rusia está trabajando en una serie de nuevos proyectos que implican el uso de uranio altamente enriquecido y, en 2012, reanudó la producción de uranio altamente enriquecido para la exportación.