Es una forma rápida, bonita y divertida de compartir tu vida con tus amigos a través de imágenes. Haz una foto con tu iPhone, elige un filtro y compártela. Ah, y es gratis”.  Con estas palabras se anunciaba, hace ahora siete años, Instagram.

La red social fundada por Kevin Systrom está de aniversario, pues un 6 de octubre del año 2010 hacía su debut en la tienda de aplicaciones de Apple. En sus orígenes sólo estaba diseñada para los usuarios de iPhone, aunque poco a poco abrió el círculo para incluir a los millones de móviles Android que hay por todo el mundo.

La evolución desde entonces es brutal. Hoy en día Instagram tiene 800 millones de usuarios mensuales activos, casi el triple que Twitter y apenas la mitad que Facebook, la gran dominadora. Ambas comparten dueño, ya que Mark Zuckerberg, el fundador de la última, se hizo con la app de fotos por 1.000 millones de dólares en la primavera del año 2012. Hoy en día, son las dominadoras.

Los números de Instagram asustan. Además de coquetear con los mil millones de usuarios, la aplicación tiene más de 500 millones de personas que acceden a su cuenta de manera diaria. Además, también han superado los dos millones de anunciantes, fuente de ingresos más que necesaria para sobrevivir y un campo en el que su gran rival, Snapchat, está encontrando muchas dificultades.

Las stories, una de sus herramientas más nuevas, siguen tirando del carro. Tal y como ha reconocido la vicepresidenta de soluciones de márketing de Facebook, Carolyn Everson, hace apenas unos días, ya hay más de 250 millones de usuarios diarios que utilizan esta funcionalidad, con la que se pueden subir fotografías que se borran de manera automática 24 horas después.

Más vídeo, más móvil

La propia Everson reconoció que Instagram lleva tiempo apoyándose en el vídeo para crecer. Según sus propias métricas, las reproducciones de vídeo han aumentado un 400% respecto al año pasado, un porcentaje muy elevado.

Por supuesto, los móviles son los verdaderos reyes en esta red social. Es casi natural y el porcentaje del 75% de accesos realizados desde dispositivos móviles parece hasta bajo, teniendo en cuenta que son los smartphones y las tablets el instrumento habitual para hacer y colgar fotos.

Los números de usuarios también siguen subiendo. En sólo nueve meses Instagram ha conseguido aumentar su métrica en más de 200 millones de cuentas activas mensuales, desde los 600 de diciembre de 2016 hasta los 800 millones con los que cerró septiembre de este curso.

Lejos queda ya el millón de usuarios con los que Systrom y sus muchachos terminaron el mes de diciembre del año 2010, con apenas tres meses de vida. También ha pasado mucho desde las tres cifras, cuando el marcador llegó a los 100 millones en septiembre de 2012. Instagram es imparable.