Ciencia y VidaESTUDIO EN JAPÓN

Descubierto el mecanismo neuronal del baile de las abejas

Algunas interneuronas están tras el lenguaje de las abejas, basado en un baile

logo
Descubierto el mecanismo neuronal del baile de las abejas
.

Resumen:

Las abejas saben perfectamente a qué distancia está su alimento y en qué dirección, respecto a la colmena y el Sol. Lo que las hace tan eficaces es su sistema de comunicación. Desde finales de los años sesenta, se sabe que practican un meticuloso baile que produce vibraciones en el panal para comunicarse. Ahora se ha descubierto que son unas interneuronas las que dotan a las abejas melíferas de una suerte de oído que les permite percibir la danza en la oscuridad de la colmena.


¿Cómo se comunican las abejas mediante el baile? | Vídeo: Mario Viciosa

 

El doctor Hiroyuki Ai y sus colegas criaron insectos en colmenas en el campus de la Universidad de Fukuoka en Japón. Observaron el baile de las abejas. Se dieron cuenta de que hay tres tipos principales de interneuronas en el centro auditivo del cerebro de la abeja que responden a pulsos de vibración similares sus golpes de abdomen.

Las interneuronas son los enlaces cortos entre las neuronas del sistema nervioso central. Es decir, no conectan directamente con nuestros receptores de sentidos y acciones (como el ojo, los músculos o la piel).

El estudio, publicado en JNeurosci, establece una base para comprender cómo los insectos sociales procesan la comunicación simbólica.

Abejas: un termómetro para la Tierra

La salud de las abejas es la salud del planeta. Varios estudios han demostrado cómo los efectos del rápido cambio climático en la distribución de las flores altera los comportamientos de estos insectos. Y, de igual forma, la ausencia de abejas, afectadas por la acción humana, provoca que haya ejemplares sin polinizar y, por tanto, sin posibilidad de reproducirse.

Las abejas son el grupo de insectos polinizadores más diverso, numeroso y efectivo del planeta. Son claves en la preservación de los ecosistemas terrestres. Organizaciones como Greenpeace, que inició en 2013 su campaña para salvar las abejas, recuerda que la FAO apuntó que “el declive de las abejas está ocurriendo en todo el mundo y que el resto de polinizadores están en la misma situación”.