El paso de la borrasca Ana por España mantiene en alerta a cuarenta y cuatro provincias, salvo las extremeñas, por lluvias, viento y nieve con especial incidencia en Lleida, donde hay aviso rojo por fuerte viento, informa la Agencia de Meteorología (Aemet) en su web.  La Aemet advierte de que con la alerta roja el riesgo meteorológico es extremo con fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto y con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante en fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales.

Cataluña tiene aviso rojo (riesgo extremo) en Lleida por rachas de viento que alcanzarán los 140 kilómetros por hora en cotas altas del valle de Arán, y alerta naranja (riesgo importante) en el resto de provincias por fuerte oleaje con olas de 4 a 5 metros y por viento de 120 kilómetros por hora en el Pirineo.

Todas las provincias de Andalucía mantienen la alerta naranja por fuertes rachas de viento o por fenómenos costeros adversos que dejarán olas entre 3 y 4 metros; en Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla hay además alerta amarilla por lluvias que dejarán una acumulación de 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Aragón tiene alerta naranja en toda la comunidad por fuertes rachas de viento de 130 km/h en cotas altas y en las laderas norte de los sistemas montañosos; la provincia de Huesca también tiene aviso naranja por lluvias en el Pirineo que dejarán 100 litros por metro cuadrado en 12 horas.

En Cantabria hay alerta naranja por costeros y por nevadas en el centro y en el valle de Villaverde con acumulaciones de 5 centímetros por encima de los 700 metros, y por encima de los 15 centímetros en cotas superiores a los 1.000 metros

Castilla-La Mancha está en alerta naranja por rachas de viento de hasta 110 kilómetros por hora en toda la comunidad y alerta amarilla por nieve en Albacete, Cuenca y Guadalajara, mientras que en Castilla y León hay alerta amarilla por nevadas en todas las provincias, excepto Valladolid, Salamanca y Palencia, con una precipitación ente 5 y 12 centímetros de espesor.

Madrid continúa con alerta naranja por viento del suroeste que puntualmente puede superar rachas de 120 km/h, y aviso amarillo en la sierra por nevadas de 5 centímetros de espesor.

Navarra y Asturias siguen con aviso naranja por viento, nieve y costeros mientras que en el País Vasco, sólo Vizcaya y Guipúzcoa están en alerta amarilla por fenómenos costeros. La Comunidad Valenciana tiene alerta naranja por fuerte oleaje en Alicante y aviso amarillo por viento en el resto de las comunidad.

En la Islas Baleares hay aviso naranja por fuerte temporal de olas y viento del suroeste fuerza 8 y olas de 4 metros; la Aemet prevé que el nivel medio del mar subirá unos 20 centímetros.

En Galicia permanece el aviso naranja por fuerte oleaje en toda la comunidad y alerta amarilla por nieve en las provincias de Lugo y Ourense por nevadas en una cota de nieve de 1.000 metros, ocasionalmente subiendo a 600 metros.

Murcia sigue con aviso naranja por vientos con rachas máximas de 90 km/h en el Campo de Cartagena y en Mazarrón y por fuerte oleaje de hasta 4 metros.

Las Islas Canarias y la Rioja mantienen la alerta amarilla por lluvias y nevadas respectivamente y en Ceuta está activada la alerta naranja por vientos de 90 kilómetros por hora y en la Ciudad de Melilla continúa el aviso amarillo por vientos y fuerte oleaje.

Suspenden las salidas de barcos en el Estrecho

Las conexiones marítimas entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) permanecen suspendidas desde anoche con barcos rápidos como consecuencia del temporal de poniente, con rachas de viento superiores a los 90 kilómetros por hora, lo que ha obligado a cerrar el puerto de Tarifa a la navegación.

Según han informado a Efe fuentes portuarias, el buque rápido «Avemar» de Balearia, el buque «Ceuta Jet» de la naviera FRS y el barco rápido «Millenium» de Acciona Trasmediterránea han cancelado todos sus servicios.

La fuerza del viento, con rachas de más de 90 kilómetros por hora, ha motivado que se suspendan las comunicaciones. Las adversas condiciones meteorológicas, que se relacionan con la ciclogénesis que afecta a otras zonas del país, ya produjo anoche la cancelación de las rotaciones a partir de las 21:00 horas.

El barco convencional «Passió per Formentera», de la naviera Balearia, mejor adaptado para este tipo de condiciones adversas, también permanece amarrado a puerto a la espera de la evolución del tiempo.

La fuerza del viento también ha obligado a extremar las precauciones en distintas zonas del puerto para evitar que se puedan producir accidentes por desprendimientos de objetos.