En 2015 se encontraron pruebas concluyentes de que Marte estuvo un día cubierta por océanos. Agua líquida que debió de horadar la superficie del planeta rojo que, hace millones de años, no era tan rojo. Un clima más templado relacionado con una atmósfera más densa y propicia para la habitabilidad. Pero Marte murió. Y ahora acaban de descubrir que, quizás, tuvo (y perdió) su agua mucho antes. Los volcanes tuvieron que ver.


La serie Los vigilantes de la playa podría haberse rodado en Marte hace 3.700 millones de años. Sin embargo, la playa sería muy rara y un tanto impracticable. Estaría presidida por un gigantesco volcán en la lejanía que la rompió para siempre. | Vídeo: M. V.

 

Tres científicos de la Universidad de California-Berkeley acaban de poner fecha a la formación de esos océanos: más de 3.700 millones de años, según un artículo publicado esta semana en Nature.

Hay perfiles de Marte que tienen aspecto de haber sido zona de costa. Los océanos pudieron alguna vez haber llenado las tierras bajas del norte del planeta rojo. Aunque un litoral debe trazar un nivel (del mar) mayoritariamente constante, han visto que hay elevaciones muy significativas. Es como si hubiese habido cuestas en la orilla de la playa, algo verdaderamente raro.

Robert I. Citron, Michael Manga y Douglas Hemingway creen que esas elevaciones surgieron después. Es decir, hubo una línea de costa que se vio alterada en algún momento por actividad volcánica. Y uno de los mejor conocidos y más brutales es la erupción de Tharsis: un complejo de 5.000 kilómetros de ancho que contiene algunos de los mayores volcanes del sistema solar. Eso ocurrió hace unos 3.700 millones de años.

La creación de un complejo volcánico con la masa de Tharsis podría haber cambiado el polo de rotación de Marte, modulando potencialmente las elevaciones de las características similares a las de la costa. “Los volcanes pueden ser importantes para crear las condiciones para que Marte fuese húmedo”, dijo Michael Manga, profesor de ciencia terrestre y planetaria de Berkeley.

Mapa topográfico del Marte actual. Es raro que en la supuesta línea de costa (entre el azul y el verde) haya elevaciones.

Mapa topográfico del Marte actual. Es raro que en la supuesta línea de costa (entre el azul y el verde) haya elevaciones. U. California-Berkeley

Robert Citron y sus colegas sugieren que los océanos comenzaron a formarse cuando surgió Tharsis. La superficie oceánica temprana se vio afectada tanto por cambios en la corteza terrestre, como por cambios topográficos a medida que crecía Tharsis, lo que dio como resultado las características de la costa vistas hoy en día. Esto coloca la formación oceánica de Marte antes de lo pensado, y vincula la formación de los océanos a la desgasificación asociada con el volcanismo masivo y extendido. Algo que, por cierto, pudo alterar significativamente la morfología del planeta y, por tanto, su habitabilidad.

Como Tharsis era más pequeño en aquel momento, no distorsionó el planeta tanto como sí lo hizo más tarde, en particular las llanuras que cubren la mayor parte del hemisferio norte y que parecen el antiguo lecho marino. La ausencia de deformación de la corteza de Tharsis significa que los mares habrían sido menos profundos, conteniendo aproximadamente la mitad del agua de las estimaciones anteriores.

El primer océano, llamado Arabia, pudo aparecer hace 4.000 M de años

El modelo también contrarresta otro argumento en contra de los océanos: que las líneas de costa propuestas son muy irregulares, variando en altura hasta en un kilómetro, cuando deberían estar niveladas, como las costas en la Tierra. Esta irregularidad podría explicarse si el primer océano, llamado Arabia, comenzó a formarse hace unos 4.000 millones de años y existió, aunque de forma intermitente, durante el primer 20 por ciento del crecimiento de Tharsis.

El creciente volcán habría deprimido la tierra y deformado la costa con el tiempo, lo que podría explicar las alturas irregulares de la costa de Arabia. Del mismo modo, la costa irregular de un océano posterior, llamada Deuteronilus, podría explicarse si se formó durante el último 17 por ciento del crecimiento de Tharsis, hace unos 3.600 millones de años.