Ciencia y Tecnología

Inés, Vicente o María José: los rostros de la Ciencia en el volcán de la Palma

Inés Galindo, jefa de la Unidad de Canarias del Instituto Geológico y Minero del CSIC.

Inés Galindo, jefa de la Unidad de Canarias del Instituto Geológico y Minero del CSIC.

La erupción del volcán de La Palma ha atraído a decenas de científicos a la pequeña isla canaria para investigar y comprender este fenómeno natural. En las dos últimas semanas han llegado geólogos, físicos, matemáticos, químicos, ingenieros informáticos, electrónicos y de telecomunicaciones, geógrafos e historiadores. A continuación, algunos de los rostros que están trabajando sobre el terreno de Cumbre Vieja.

María José Blanco, del Centro Geofísico en Canarias del Instituto Geográfico Nacional

«Aquí ha venido gente de cualquier rama», cuenta al otro lado del teléfono María José Blanco, del Centro Geofísico en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y que lleva en La Palma desde el mismo día de la erupción, el 19 de septiembre. Además del trabajo de campo y de las reuniones diarias del Comité Científico, Blanco es la portavoz del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) y la encargada de analizar y explicar los cambios en la erupción ante los medios de comunicación.

María José Blanco

Como directora regional del IGN, María José Blanco se reúne a diario con expertos del CSIC, del Instituto Español de Oceanografía (IEO), del Instituto Geológico y Minero (IGME), del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) y de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y de las Universidades de La Laguna y Las Palmas.

«En esa reunión se hace una valoración conjunta y se realiza un informe con las recomendaciones sobre las actuaciones. Después elevo ese informe al Comité de Dirección, que se reúne justo después y ahí se toman las medidas definitivas», explica.

Vicente Soler, vulcanólogo del IPNA-CSIC

«Esta erupción es una oportunidad increíble para la Ciencia española», afirma este experto para explicar la gran cantidad de científicos que han aterrizado en Canarias desde antes incluso de la erupción. Vulcanólogo del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología IPNA-CSIC, Vicente Soler realiza un videoblog diario en el que explica las novedades de la erupción.

Cree que España está respondiendo especialmente bien desde el punto de vista científico. Tal y como recuerda, es la primera erupción terrestre que pilla a España con la tecnología necesaria para explorar casi cualquier detalle del volcán. «Antes no había la capacidad de registro geofísico ni un estudio científico comparable al de países desarrollados de nuestro entorno».

Inés Galindo, jefa de la Unidad de Canarias del Instituto Geológico y Minero del CSIC

Geóloga y vulcanóloga, esta responsable del IGME-CSIC lleva varios días expuesta a la lluvia de cenizas del volcán y a las incesantes demandas de los medios de comunicación. “Creo que estamos dándolo todo por intentar que no haya ninguna víctima, se están tomando todas las medidas a tiempo, pero los daños materiales es difícil evitarlos”, se lamenta. La ciencia española ha salvado vidas, pero no casas.

Inés Galindo

Su trabajo y el de los demás compañeros científicos llega hasta la evaluación del comité científico del PREVOLCA. La calidad de su información es determinante. “Es difícil, hay momentos en los que tienes que estar concentrada en el trabajo y no dejas de recibir llamadas, o estás en el campo y te llegan dos o tres personas intentando hacerte una entrevista. Es complicado, por un lado nos gusta tener a todo el mundo informado pero no damos abasto. Nos hemos repartido el trabajo de comunicación y no comprometer nuestro trabajo por informar a los medios”.

David Calvo, portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan)

Desde antes de que el volcán entrara en erupción los técnicos de Involcan era ya referencia para la crisis que anunciaban los movimientos sísmicos que se estaban produciendo en la isla. El domingo que entró en erupción las jornadas maratonianas se han sucedido para David Calvo, esa noche no atendió por primera vez. Era un día excitante, “desde el punto de vista científico es algo único, pero cuando ves que hay gente que pierde sus casas se convierte en una amargura muy grande”, nos reconocía el portavoz del Involcan.

David Calvo
David Calvo INVOLCAN

Un millar de casas destruidas y casi dos semanas desde la erupción Calvo sigue al pie del cañón atendiendo a medios y entrando en directo cuando se lo piden las televisiones. “Hasta hoy no hemos sido profetas en nuestra tierra”, no decía el domingo de la erupción. La voz de este “profeta” llega ahora a todos los rincones de España como uno de los rostros de la crisis del volcán. “No soy más que la voz de mis compañeros”, insiste. Y así es, detrás de cada uno de estos científicos hay mucho trabajo en equipo y ellos son una muestra periodística de los profesionales que trabajan intensamente para que la lava no se lleve ni una sola vida por delante.

Eugenio Fraile, oceanógrafo del Instituto Español de Oceanografía (IEO)-CSIC


Desde la llegada de la lava al océano los científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO)-CSIC se han convertido en los principales testigos de cómo crece la isla con la llegada del magma. Ellos fueron los primeros en mostrar al mundo cómo caía la lava por el acantilado.

Eugenio Fraile

Eugenio Fraile es el jefe de la misión del buque oceanográfico Ramón Margalef y ha dado cuenta desde el barco de lo que ocurre en el ecosistema marino y de lo que ocurrirá. Ya estuvo en la erupción volcánica submarina de El Hierro y allí pudo constatar que el ecosistema marino se recupera en pocos años y la lava destructiva enriquece el ecosistema.

Te puede interesar

Comentar ()