Fundación Disa ha inaugurado una nueva edición de su proyecto de divulgación científica DISALab, Canarias Laboratorio Marino que, por primera vez, contará con una sala de exposición permanente en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología.

En esta nueva propuesta divulgativa, situada en la primera planta del centro, se profundizará mediante un recorrido interactivo tanto en las características del litoral como los fondos marinos del archipiélago canario, poniendo en valor el papel investigador y el fomento de las vocaciones científicas, según recoge Servimedia.

Tras haber comenzado su andadura en el año 2015 en una versión móvil que recorría centros educativos y espacios de tránsito peatonal de los diferentes municipios de Canarias, DISALab desembarca en el museo con el fin de convertirlo en un espacio fijo, abierto al público, que complementará el resto de la exposición y ayudará a entender la importancia y la necesidad de cuidar los mares y océanos, desde un punto de vista objetivo y científico que ha sido adaptado para todas las edades.

DISALab, Canarias Laboratorio Marino está diseñado para que los escolares y resto de visitantes sientan que se encuentran dentro de un submarino que navega por aguas canarias. Mediante experimentos y actividades diseñadas para aprender de forma divertida y práctica, los asistentes podrán seleccionar y visualizar vídeos con visión de 360º de playas y ecosistemas costeros utilizando un periscopio; conocer los cetáceos y reptiles marinos que habitan en el archipiélago con gafas de realidad virtual, tablets y una mesa táctil; descubrir por qué hay playas de arenas de diferentes colores, identificar los distintos microorganismos presentes en el agua y aprender sobre las adaptaciones al medio de la fauna marina gracias a diferentes microscopios, además de profundizar en el origen y formación geológica de las islas con una ‘sandbox’.

La exposición también cuenta con un video wall, que a través del juego ayudará a concienciar a los asistentes sobre la importancia de la limpieza en los océanos.

El acto de inauguración de la exposición contó con la presencia del viceconsejero de Industria, Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias; Justo Artiles Sánchez; el presidente de la Fundación DISA, Raimundo Baroja Rieu; el director del Museo, José Gilberto Moreno García; y la directora de la Fundación Disa, Sara Mateos.

Además, han asistido profesionales de la investigación de las islas vinculados a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, representantes del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre del Cabildo de Gran Canaria, del mundo de la veterinaria, así como de otros espacios museísticos de las islas y de diferentes entidades sociales vinculadas a la infancia y a la educación.

Justo Artiles destacó durante el evento de presentación lo que supone esta nueva iniciativa para el Museo que ya desde el año 2015, y bajo rigor científico pertinente, desarrolla en su programación anual contenidos relacionados con el entorno y la cultura marina de Canarias.

«La inauguración de este laboratorio traslada la responsabilidad social y la generosidad de la Fundación DISA, ya que se trata de proyecto educativo y de concienciación ambiental que además fomenta las vocaciones científicas. Seremos desde el Museo receptores de una iniciativa que pone en valor a la comunidad investigadora», señaló.

Además, manifestó que «llega en un buen momento ya que, tras la situación vivida, nos encontramos retomando la actividad y recibiendo a cientos de escolares y visitantes, con la intención de seguir siendo uno de los recintos más visitados de nuestras Islas».

Por su parte Raimundo Baroja destacó importancia de fomentar las vocaciones científicas entre los más jóvenes con iniciativas como DISALab. «Desde Fundación Disa agradecemos el compromiso y colaboración de todos los expertos e investigadores que de forma desinteresada han supervisado los contenidos disponibles. Estamos convencidos que este proyecto permitirá trasladar la pasión por la ciencia desde las edades más tempranas y, posiblemente, la curiosidad que esta área despierte en los niños se transforme en vocación científica en muchos de ellos», afirmó Baroja.

Todos los contenidos que forman parte de la exposición han sido adaptados y actualizados para esta nueva versión de DISALab. Para ello, Fundación Disa ha contado con el apoyo del grupo de jóvenes que participaron en la creación de los nuevos contenidos focalizados en el mar elaborados en 2017. Todos ellos en aquel momento eran estudiantes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y participaban en el proyecto DEMOLA 2016-17.