Ciencia y Tecnología

Efecto 15 de junio: ¿es para tanto la 'muerte' de Internet Explorer?

Internet Explorar, el navegador de Microsoft, en una ilustración con el Congreso de los Diputados

Carmen Vivas

Hoy, 15 de junio de 2022, tras más de 20 años, Microsoft ha retirado el soporte de Internet Explorer 11. El nombre de por sí ya suena obsoleto, aunque el navegador es indispensable para trámites como el portafirmas del Congreso de los Diputados u otros formularios de la Administración. Internet Explorer retumba como algo antiguo, a otra época de la informática, casi a cuando conectarse a la red conllevaba escuchar un pitido distorsionado más propio del código morse que de la tecnología actual. El viejo amigo, que ya no tiene el respaldo de seguridad Microsoft, continúa «vivo» para el Estado, ya que necesita el buscador para utilizar aplicaciones que no han sido adaptadas a las utilidades informáticas de nuestros días.

Sin Internet Explorer los diputados del parlamento español no podrían firmar electrónicamente documentos tal y como hacen hasta ahora. Sin embargo, a partir de hoy los miembros del hemiciclo lo harán aunque Internet Explorer haya ‘muerto’ gracias al Modo IE, un parche integrado en Microsoft Edge desde la versión 92 que simula el acceso de Internet Explorer. Roberto Esteban Sánchez, CEO de Tecnek Cybersecurity, explica en conversación con El Independiente que no es que Internet Explorer deje de funcionar, sino que «Microsoft deja de darle soporte y se va convirtiendo más vulnerable”. «Si se organiza bien no es algo crítico, pero habría que decir a los usuarios, en este caso del Congreso, para qué cosas pueden utilizar el parche de Microsoft Edge. ¿Que es una brecha de seguridad? Sí. ¿Que es crítica? No. Llama la atención, pero debe estar muy controlado”.

El experto en ciberseguridad alude a que este tipo de herramientas cuenta con aplicaciones desarrolladas hace décadas «en las que no se ha invertido un euro para hacerlas compatibles”, por eso para utilizarlas ahora se necesitan dispositivos dotados de tecnología acorde a aquella época. “El problema no es el ordenador desde el que navegan, sino que ellos navegan hacia un servidor que tiene un software desarrollado en los 90 que aunque el ordenador sea nuevo necesita Internet Explorer”, subraya Esteban, que apunta que “otra opción sería volver a desarrollar esa aplicación antigua -que prácticamente habrá que tirar a la basura- e invertir unos cuantos cientos de miles de euros para ello”. La cuantía del acople hace que la Administración se decante por tener computadoras con unas funciones muy limitadas, como puede ser la firma de documentos digitales del Congreso de los Diputados.

¿Cómo afecta a los ciudadanos?

La problemática con respecto a Internet Explorer no es exclusiva de los representantes políticos que se citan en la Carrera de San Jerónimo, sino que afecta directamente al ciudadano. Para determinados papeleos de la Seguridad Social o del Registro Mercantil es necesario contar con Internet Explorer: «Esto sí que es una crisis para el público general. Yo, que soy informático, el otro día perdí horas para un proceso de este tipo. No me imagino lo que tardaría un ciudadano de a pie», advierte Esteban, de modo que los usuarios tendrán que recurrir a los parches mencionados.

El CEO de Tecnek Cybersecurity alude a que «se trata de tecnologías de hace muchos años y que a hoy están obsoletas». «Poco a poco la Administración lo va renovando, pero en casos como el del Congreso no es algo urgente siempre y cuando utilicen los ordenadores únicamente para estas funciones», sentencia Esteban.

Te puede interesar

Comentar ()