Un centenar de efectivos terrestres y cuatro medios aéreos participan en las labores de control del incendio forestal declarado en la pedanía de Aldehuela, en la comarca cacereña de Las Hurdes, de la que han sido desalojadas alrededor de 120 personas.

Estas personas residen en viviendas aisladas de las pedanías cercanas de Horcajo y Avellanar. De ellas, 56 han sido realojadas en la residencia de la Consejería de Educación en Caminomorisco y otras han optado por viviendas de familiares.

Además de los cuatro medios aéreos, trabajan 50 efectivos del Plan de Lucha Contra Incendios Forestales de Extremadura (INFOEX) y más de cuarenta efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La consejera de Agricultura y Territorio, Begoña García, que se ha desplazado a Aldeanueva de la Vera (Cáceres), con motivo del otro incendio que se registra en el norte de Cáceres, ha subrayado el «importante trabajo» que en el incendio de Las Hurdes están acometiendo los tractores forestales (bulldozer) en las labores de perimetrar la superficie y realizar cortafuegos.

La Cruz Roja ha desplegado un vehículo de coordinación, otro de avituallamiento, varios vehículos sanitarios y participa en el montaje de un albergue con 83 plazas para evacuados en la residencia de Caminomorisco. La Guardia Civil mantiene ocho patrullas, 18 efectivos y un equipo del SEPRONA.