Medio Ambiente

La temperatura media de las capitales españolas sube cerca de 1ºC en una década

Un hombre se resguarda del sol bajo un paraguas mientras camina por el Puente Romano de Córdoba.

Un hombre se resguarda del sol bajo un paraguas mientras camina por el Puente Romano de Córdoba. EFE Salas

Las capitales de provincias españolas han experimentado un aumento promedio de la temperatura de 0,73ºC en la década 2011-2020 respecto al periodo de referencia 1981-2010 que fue de 15,24ºC, y la media entre 2011-2020 ha sido de 15,96ºC. Son datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) recopilados por el Observatorio de Sostenibilidad en el informe Aumento de las temperaturas en las ciudades españolas.

«El aumento de estas temperaturas coincide con las conclusiones del Panel Internacional de Cambio Climático [IPCC, por sus siglas en inglés]. Aumentan las temperaturas a nivel global, pero las evidencias del cambio climático se notan en todos y cada unos de los puntos del planeta y, por su puesto, en nuestras ciudades», afirma el ecólogo Fernando Prieto.

Según los datos históricos estudiados por el Observatorio de Sostenibilidad en las capitales de provincia y ciudades autónomas aumentó más la temperatura que en el conjunto del país. Como media en las ciudades aumentó 0,73ºC mientras en el conjunto de España el incremento fue de 0,58ºC.

Como es esperable se observa una gran diferencia entre ciudades: desde 1,38ºC en Lleida hasta el 0,38ºC en León. Las ciudades que han experimentado un mayor aumento de temperatura en el periodo 2011-2020 respecto a la media 1981-2010 del periodo de referencia han sido Lleida (1,79ºC), Jaén (1,40ºC), Barcelona (1,32ºC), Cuenca (1,18ºC), Ávila (1,172ºC), Murcia (1,11ºC), Granada (1,07ºC), Teruel (1,05ºC), Girona (1,04ºC) y Zaragoza (0,95ºC).

Por su parte las que menos se han calentado en esta década han sido Sevilla (0,47ºC), Melilla (0,46ºC), A Coruña (0,44ºC), Salamanca (0,43ºC), Huelva (0,43ºC), Oviedo (0,42ºC), Almería (0,39ºC), Santa Cruz de Tenerife (0,39ºC), Cádiz (0,38ºC) y León (0,38ºC).

El último informe del Panel Internacional de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) señala a las ciudades como un espacio especialmente vulnerable al cambio climático. La subida de las temperaturas, apunta el informe, será más elevada en las ciudades y se espera que fenómenos extremos como olas de calor –como la que atraviesa España estos días– e inundaciones por lluvias torrenciales tengan especial incidencia en las urbes. Las inundaciones se agudizarán en las ciudades de costa por marejadas causadas por temporales.

«Lo que parece claro es que los impactos se van a mantener en los próximos siglos así que no nos queda otra que adaptarnos y eso es crucial. Hay que empezar por las ciudades que es por donde vivimos casi todos», destaca Prieto.

El calor va por barrios

Las grandes ciudades padecen además el fenómeno conocido como isla de calor que es la concentración de calor en el asfalto que se libera por la noche y no permite que bajen las temperaturas. En determinadas condiciones se pueden dar diferencias de temperatura entre el centro y las zonas limítrofes de hasta 8 grados. En Madrid se dan diferencias superiores a 8ºC, Barcelona en torno a 2ºC, Valencia en torno a 2,5ºC, Sevilla cercano a 7ºC y Málaga en torno a 8ºC.

Isla de calor
Mapa de calor de Madrid de la Universidad Politécnica que cifra en 8º la diferencia entre zonas de la capital respecto al zonas limítrofes.

«La adaptación al calor van a marcar diferencias por barrios, porque llegado el día en Barrio de Salamanca no van a tener ningún problema en rehabilitar el edificio para pasar menos calor, pero no será tan fácil en otras zonas más vulnerables. La desigualad va a ser muy importante y hay que solucionarlo cuanto antes, por ejemplo con los fondos Next Generation«, apunta Prieto. En este sentido el responsable del Observatorio señala que esas diferencias ya se están viviendo. «Ahora mismo hay una terrible ola de calor y hay gente que no va a poner aire acondicionado porque no tiene dinero para pagar una luz que cada día está más cara», destaca.

El Observatorio de Sostenibilidad apunta una serie de medidas que favorecerían la mitigación, medio plazo del calor en las ciudades.

  1. Aumentar el número de arboles, jardines, además de cubiertas y fachadas verdes.
  2. Más agua en la ciudad, con fuentes, láminas de agua, humedales.
  3. Pavimentos drenantes para favorecer infiltración de agua.
  4. Creación de anillos verdes, bosques urbanos y corredores ecológicos.
  5. Creación de hasta un millón de tejados solares: proporcionan sombra y electricidad barata.
  6. Diseño de ciudad para favorecer circulación del aire.
  7. Detección y mapeo de poblaciones más vulnerables.
  8. Diseño y planificación cualquier actuación urbana incluyendo riesgo climático.
  9. Contención trafico combustibles fósiles en el centro.
  10. Indicadores, sistemas de rendición de cuentas de las acciones realizadas e intercambio de buenas practicas.

Te puede interesar

Comentar ()