Medio Ambiente

Así se prevé que llegue al mar la lava del volcán de La Palma

Imagen aérea de la lava del volcán en La Palma

Imagen aérea de la lava del volcán a 20 de septiembre de 2021, en La Palma, Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, (España). EP

La llegada de la lava a la costa de La Palma tras la erupción del volcán el domingo 19 de septiembre por la tarde está generando una gran expectación. Los expertos apuntaron primero a las 20:00 horas del lunes como la hora prevista del momento, pero se fue retrasando porque la velocidad de la lava descendió de forma considerable.

De todas formas, el flujo de magma que está saliendo de las distintas bocas del volcán es constante y se calcula que bajo tierra hay entre 17 y 20 millones de metros cúbicos empujando para salir, según avanzó el lunes el presidente canario, Ángel Víctor Torres.

«La velocidad de las lavas no es la misma en la cumbre que en las zonas llanas, donde interviene la viscosidad de las lavas, la humedad, la temperatura y la rugosidad del terreno por el que transitan. No se puede aplicar la velocidad de salida hasta el mar», explica a El Independiente el sismólogo Juan José Rueda, del Instituto Geológico Nacional.

El esperado contacto de la lava con el mar

Una vez la lava llegue a la playa, se producirán unas explosiones y unas enormes columnas de vapor de agua, ya que la lava está a casi 1.100 grados de temperatura. El agua del mar, por su parte, está a unos 25 grados en esa zona del Océano Atlántico.

«En el contacto con el mar se van a producir explosiones y se van a producir gases, se van a producir cristales que se lanzarán como proyectiles y es una situación de peligro. No es un espectáculo, aunque las imágenes van a ser bonitas», continúa el sismólogo Juan José Rueda.

El vulcanólogo Vicente Soler, del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología adscrito al CSIC, es algo más optimista. «Saldrá una tremenda humareda de vapor de agua que puede arrastrar alguna que otra traza de sal, pero nada más», indica. «Es algo que ocurre constantemente en el volcán Kilauea de Hawai y es una atracción turística porque las olas baten contra las lenguas de lava. Hacer de esto una alarma me parece una exageración».

Una vez toque el mar, la lava que irá cayendo creará una lengua de tierra. Según se aprecia en las imágenes satélitales, antiguas erupciones en la isla ya ganaron terreno al mar. «Así es como se formó la isla», indica Juan José Rueda.

Simulación del descenso de lava hacia el mar

Simulación del descenso de lava hacia el mar
Infografía: Rafael Ordóñez

Un perímetro de exclusión de dos kilómetros

La Capitanía Marítima ha establecido un perímetro de exclusión por mar de unos seis kilómetros en la costa, desde la Punta del Pozo (Puerto Naos) hasta el norte por la playa de Las Viñas (Tazacorte). En el mar hay un perímetro de media milla naútica.

Según ha informado el CSIC, en los próximos días el Instituto Español de Oceanografía (IEO) desplazará el buque oceanográfico Ramón Margalef para sumarse al estudio de la llegada de la colada al mar. El IEO realizará un estudio de la batimetría -estudio de la profundidad marina- con alta resolución y efectuará análisis fisicoquímicos del agua de mar para compararlos con los parámetros estudiados en 2018 en la zona. También realizará análisis biológicos para determinar el impacto de la llegada de la colada al mar y estudiará las rocas que contacten con el mar.

El NO-DO y la llegada de la lava al mar en 1949

Fue en esta misma zona de la isla canaria donde llegó al mar la lava del volcán San Juan en 1949, la penúltima vez que hubo una erupción terrestre en España. En las imágenes grabadas por el NO-DO se puede observar el frente de humo que se crea que cuando se juntan la lava y el agua.

Te puede interesar

Comentar ()