Medio Ambiente

Impulso a la automoción verde: Uno de cada cuatro coches nuevos será eléctrico en 2035

Varios vehículos en la sede de Stellantis en Vigo, Pontevedra, Galicia. Marta Vázquez Rodríguez / Europa Press

La electrificación del parque automovilístico ha dado un paso decisivo en la cumbre del clima, COP26, de Glasgow con la firma, este miércoles, de la Declaración de Glasgow sobre Emisión Cero de Vehículos, ratificada por más de cien entidades, entre, países, ciudades, regiones y grandes gestores de flotas. 

El acuerdo, fruto de la iniciativa británica ZEV transition Council, suma 33 países y 11 fabricantes, lo que supone un 15% del mercado mundial del automóvil, es decir, 11,5 millones de vehículos. Sumado este anuncio de hoy al que hizo a mediados de año la Unión Europea, el paquete Fit-for-55 de la UE, el peso de los coches de cero emisiones en el mercado se eleva a que uno de cada cuatro vehículos nuevos en las ventas mundiales de automóviles no tendrá motor de combustión interna. 

Europa es la principal responsable de casi la mitad de todas las promesas, con Croacia, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Polonia y Turquía que se han sumado a esta tendencia por primera vez en Glasgow. Esto significa que países como Turquía, con casi el 80% de sus exportaciones de automóviles a la UE, se verán afectados. En este sentido Turquía ha asegurado que se convertirá en el principal centro de producción de vehículos eléctricos de Europa.

Un cambio imparable

Aunque los estados de los tres principales mercados del automóvil del mundo -EE.UU., China y Japón- no se han adherido al acuerdo y pese a que representan dos tercios de las ventas mundiales de automóviles, los cambios en la electrificación están en marcha, también, en estos mercados. Por ejemplo Biden anunció en 2021 que la mitad de todos los vehículos de pasajeros nuevos serán eléctricos para 2030, a lo que se suma la decisión de los estados de California, Nueva York, Washington, Atlanta, Dallas, Los Ángeles, Nueva York y Seattle se han adherido al compromiso de la COP26.

Por su parte en China todos los automóviles nuevos deben ser «nueva energía» para 2035, y los vehículos totalmente eléctricos representarán el 50% del mercado para 2035, según los pronósticos de BloombergNEF. Japón planea dejar de vender coches de combustión nuevos a mediados de la década de 2030, pero continuará permitiendo la venta de híbridos después de esta fecha.

España, “preparada”

España «tiene el trabajo hecho» y puede adelantar cinco años, al 2035, la prohibición de vender furgonetas y vehículos nuevos con motores de combustión, según han asegurado a Efe fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

«España ya tiene este trabajo hecho», ya que «la ley de cambio climático establece 2040 como el tope para las ventas de coches que no sean de emisiones cero», pero que la norma contempla que «automáticamente se modifique esa fecha y se establezca 2035 si es lo que acuerdan finalmente todas las instituciones europeas», han señalado a Efe desde el ministerio.

El acuerdo en cifras

La trascendencia del compromiso alcanzado en Glasgow se traduce en datos concretos que revolucionarán el mercado automovilístico.

  • En anuncio afectará a una de cada cuatro ventas mundiales de coches, por la parte comprometida por l fabricante.
  • Más de una cuarta parte de las ventas de BMW.
  • El 8% de las ventas de Toyota. Un tercio del mercado estadounidense por compromiso de los fabricantes de automóviles.
  • El 65% de las exportaciones de EE.UU. a mercados con fechas de eliminación de los motores de combustión interna.

Te puede interesar

Comentar ()