María Pombo acudió este martes a El Hormiguero y trató varios temas, entre ellos, su vida en Instagram o cómo las redes la han cambiado por completo.

Además de hablar de su embarazo, las marcas, los patrocinios y el abuso en las redes, también comentó las dificultades que ha tenido para afrontar la esclerosis múltiple: una enfermedad que descubrió ocho días después de saber que estaba embarazada.

María Pombo en El Hormiguero.

Las redes son un trabajo

La influencer habló de la ayuda psicológica que ha necesitado para hacer frente a los comentarios y críticas que recibe en redes sociales. «Voy al psicólogo para gestionar tanto los comentarios buenos como los malos», explicaba.

También defendió su trabajo, declarando que es una «profesión real, aunque la gente no se lo crea», y añadió que trabaja «24 horas sin descanso ya que tienes que aparecer por narices en las redes cada día».

María Pombo en El Hormiguero.

De su éxito, comentó que es gracias al «gran equipo detrás que me ayuda con todo. Un manager, un fotógrafo… Somos unas 16 personas».

Este mes, la revista Forbes la nombró como una de las influencers más importantes del panorama nacional, saliendo en portada y liderando una larga lista de millennials y nativos digitales.

Portada de Forbes, a través del Instagram de María Pombo.

Esclerosis múltiple y embarazo: dos batallas para la influencer

«Para mí fue una especie de alivio saber que era esclerosis múltiple en lugar de otra enfermedad», admitió a Pablo Motos. «La esclerosis múltiple es una enfermedad con la que estoy muy familiarizada», añadió.

Ocho días después de conocer que estaba embarazada, María descubrió que le ocurría algo más. «Para mí fue un choque muy fuerte porque estaba feliz por saber que estaba embarazada y luego me confirmaron algo que yo ya sabía porque me había notado síntomas», admitía en El Hormiguero.

Además, y al contrario que muchas de sus compañeras de Instagram, María Pombo no va a retransmitir su «parto en Instagram, eso me lo quedo para mí».