Esta no es la primera aventura escrita en la que la modelo Vanesa Lorenzo se sumerge. En 2016 comentó las maravillas que el yoga había introducido en su rutina a través de Yoga, un estilo de vida, y ahora vuelve con Crecer Juntos, un libro que da «respuesta a una necesidad como madre» y que introduce las técnicas de la disciplina positiva en la educación infantil.

Se trata de «un método educativo que apuesta por el respeto» y que se aleja de «los premios y castigos», cuenta Lorenzo a El Independiente. Crecer Juntos también propone que los más pequeños se introduzcan «en el yoga de una forma muy sencilla a través del juego».

Vanesa Lorenzo atiende a El Independiente en el Hotel Urso de Madrid. Cynthia Serna Box.

La disciplina positiva apuesta por el respeto

Ya sea en redes sociales o en su día a día, Vanesa señala cómo «el yoga te hace acarrear tu cuerpo y mente de una forma saludable», una actividad que le ha aportado muchos beneficios y que ha querido trasladar a sus hijas Manuela y María, fruto de su relación con el exfutbolista Carles Puyol, con quien coincide «en la base de apostar por este método educativo».

Además del yoga, «la disciplina positiva propone tratar al niño con el mismo respeto con el que tratarías a un adulto», explica. «»Es que no puedes ser más lento, vístete ya»… ¿Le dirías esto a un adulto? Sería una falta de respeto enorme, entonces ¿por qué se lo decimos a los niños?», señala.

La filosofía que Vanesa intenta trasladar se basa en que los padres sean un espejo de comportamiento para sus hijos, pues «el niño aprende imitándote».

La carga mental, una problemática que persiste

Otro de los temas que aborda Crecer Juntos es el peso que la maternidad ejerce en las mujeres, pues no solo han de hacerse cargo de sus hijos, también de ciertas labores que se presupone que deben desempeñar.

«El hogar es un reflejo de los patrones sociales en los que vivimos y con los que hemos crecido», dice Vanesa, y añade que todo lo que ocurre entre nuestras cuatro paredes «es solo un ejemplo más del desequilibrio que hay» entre hombres y mujeres. «Creo que no estamos en un momento de igualdad», añade. «En la carga del hogar hay que evitar dar por sentado que hay ciertas áreas que son responsabilidad femenina», explica.

Hay que evitar dar por sentado que hay ciertas áreas que son responsabilidad femenina

Vanesa Lorenzo.

Aceptar el error y evitar el ‘no’

Vanesa Lorenzo también rehuye de la palabra ‘no’ con sus hijas, una práctica que Irene Montero, actual ministra de Igualdad, admitió emplear en la revista Vanity Fair. «Es una de las cosas que contempla la disciplina positiva», indica. «El ‘no’ suele no tener tan buena respuesta».

Sin embargo, admite que «es difícil que no te salga, porque siempre hay un «no hagas esto, no hagas lo otro»… muchos se me escapan», ríe. Para Vanesa, ser madre consiste en «reeducarse», pues «mis hijas serán mayores y seguiré metiendo la pata».

Ser padre no significa que vayas a ser un buen educador

Crecer Juntos es una prueba de que, hoy en día, ser padre es muy distinto a lo que era en el pasado. Por eso, la modelo admite tener «menos miedo a aceptar que te equivocas» en lo que a la maternidad se refiere.

Para Vanesa, «ser padre no significa que vayas a ser un buen educador», pues es un elemento que depende de la «comunidad». Por ello, y tomando como ejemplo lo vivido recientemente en el Congreso, considera que la comunicación de nuestros políticos debería ejercerse «a través del respeto y la empatía, porque los pensamientos y palabras negativas no nos llevan a buen puerto».