Ágatha Ruiz de la Prada acaba de sufrir un duro golpe. Y es que, como ella misma ha anunciado a través de su cuenta de Instagram, acaba de fallecer uno de sus perros, al que estaba muy unida.

Destrozada, la diseñadora ha confesado que «ha muerto uno de los amores de mi vida», y uno de su más fiel compañero en los últimos años.

El perro, un chow chow llamado «Perro Jota», llevaba en la familia cinco años, cuando los compañeros del diario El Español se lo regalaron a Pedro J. Ramírez, y Ágatha se lo quedó cuando el matrimonió se separó a finales de 2016, según recoge Europa Press.

Pese a que la colorida diseñadora tiene 14 perros, «Perro Jota» era, quizás, el más especial para ella. Y ahora, Ágatha, llora devastada su inesperado fallecimiento.