La infanta Elena ha decidido ‘enviar’ a Froilán a vivir a Abu Dabi con su abuelo, el Rey Juan Carlos, tras la última polémica que ha protagonizado al verse involucrado en una pelea con navajas en la puerta de una conocida discoteca de Madrid, tal y como ha publicado la revista Lecturas.

A este se le suma que no son momentos fáciles para la Familia Real española. Este martes fallecía en Atenas, a los 82 años, el Rey Constantino de Grecia, hermano de Doña Sofía, tras haber sufrido un empeoramiento en su delicado estado de salud por el que llevaba ingresado en un hospital ateniense varias semanas. A su lado en sus últimos momentos, la Reina Emérita, con la que mantenía una relación muy estrecha y que no dudó en viajar al país heleno el pasado jueves tras asistir en Roma al funeral del Papa Benedicto XVI ante las preocupantes noticias sobre el estado del monarca.

A falta de datos oficiales sobre el último adiós al Rey Constantino – que regresó a Grecia en 2013 tras décadas de exilio en Londres – la Familia Real continúa con la agenda prevista y, mientras el Rey Felipe VI visitará esta mañana en Zaragoza el I.E.S Ramón y Cajal antes de presidir a mediodía el acto conmemorativo del 250 aniversario de la restauración del palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, la Reina Letizia asistirá esta tarde en Madrid al acto de clausura de la X edición del «Proyecto Promociona» en el Palacio Municipal de Congresos de IFEMA.

Una normalidad que mantiene también la Infanta Elena, a la que a primera hora de este miércoles veíamos abandonando al volante de su propio coche su domicilio en la capital para desplazarse a la Fundación Mapfre, cumpliendo con sus compromisos profesionales pese al fallecimiento de su tío favorito.

Muy seria, con sombrero y hablando por teléfono para esquivar las preguntas de la prensa, la hermana de Felipe VI ha evitado hacer declaraciones sobre esta triste desaparición que ha dejado a su madre desolada, dejando en el aire si viajará en las próximas horas a Atenas para dar su último adiós al Rey Constantino y arropar a Doña Sofía, a la Reina Ana María de Grecia y a sus primos – con los que tiene una relación muy cercana – en estos durísimos momentos.