La Familia Real británica está al límite. En una crisis de comunicación tras otra, ahora la princesa de Gales ha respondido ante la polémica instantánea editada que se publicó el domingo y que muchas agencias habían retirado de sus servicios. Sus explicaciones pasan por decir que no es fotógrafa profesional, pero que prueba con la edición de imágenes como amateur. Una justificación que parece quedarse corta ante la creciente desinformación que rodea su situación, llena de misterio.

"Como muchos fotógrafos amateur, ocasionalmente experimento con la edición. Quiero expresar mis disculpas por cualquier confusión que la imagen familiar que compartimos ayer haya podido causar. Espero que todo el bueno que lo celebrara pasara un feliz día de la madre. C", ha escrito en un story y un tuit, publicados entorno a las 11.30 hora española y firmados con la C de Catherine, es decir, Kate Middleton.

Una "foto informal" con "ajustes mínimos"

Una disculpa que pretende ser cercana y aliviar la presión en la Familia Real británica. Sin embargo, no parece suficiente para contener las preguntas y las dudas del público. Una fuente de Palacio insiste al Daily Mail que la imagen la tomó el príncipe Guillermo porque la familia quería ofrecer una foto "informal" y que la Princesa hizo "ajustes mínimos".

Sin embargo, no se explica cuáles son esos cambios o por qué se hicieron. Sobre todo teniendo en cuenta que se aprecian en la manga de su hija Charlotte y en una esquina del suelo, así como en la cremallera de su chaqueta. Los usuarios de las redes sociales han especulado con todo tipo de teorías, a cada cual más loca, pero de cara a esta foto se ha dicho que pueda ser antigua, generada o por inteligencia artificial o modificada para ponerle el rostro de Kate Middleton a otro cuerpo.

La foto que los príncipes de Gales compartieron el pasado año por el día de la madre de Reino Unido.
La foto que los príncipes de Gales compartieron el pasado año por el día de la madre de Reino Unido. @princeandprincessofwales

Las explicaciones del palacio de Kensington no se paran a justificar por qué Kate no lleva su anillo de compromiso. La famosa joya de zafiro y diamantes, que perteneció a la princesa Diana, está presente en su dedo corazón en todos los eventos públicos a los que ha acudido. Incluso cuando ha tenido que ponerse a hacer deporte o mancharse las manos, nunca se la ve sin esta preciada y valiosa pieza que, sin embargo, no lleva en la foto de este fin de semana.

Según publica The Mirror, la explicación ha sido que estaba "en casa", por lo que no llevaba la joya como normalmente. Sin embargo, en las imágenes del día de la madre del pasado año, tomadas en su residencia de vacaciones, sí lo luce. Incluso subida en un árbol, o con su hijo pequeño en brazos.

Una crisis que no hace más que crecer

Kate Middleton se ha disculpado por editar la foto del día de la madre que ha compartido el palacio de Kensington este fin de semana.
Kate Middleton se ha disculpado por editar la foto del día de la madre que ha compartido el palacio de Kensington este fin de semana. @princeandprincessofwales

La Familia Real británica está viviendo una de sus mayores crisis con el comienzo de 2024. Tras la misteriosa operación de la princesa Kate el 16 de enero, que la mantendrá en reposo hasta finales de marzo, el rey Carlos le diagnosticaron un cáncer para el que se está tratando. Con dos grandes protagonistas fuera de juego, le corresponde a la princesa Ana, a Guillermo y a Camilla, sobre todo, tomar el control de la situación.

Sin embargo, la falta de información que rodea a los príncipes de Gales ha causado todavía más problemas para The Firm (como se llama coloquialmente a la Casa Real británica). En las redes sociales campan a sus anchas expertos en conspiraciones que aseguran que saben el motivo de la desaparición de Kate. Se habla de temas más superficiales como operaciones estéticas, o de intervenciones importantes como histerectomías o la enfermedad de Crohn. Pero también se ha especulado con la salud mental o el estado del matrimonio. No hay confirmación para ninguna de estas opciones, ni tampoco nada parece indicar que ninguna de ellas sea más cierta que otra.

Guillermo y Kate han perdido la confianza del público

Sin duda, solo la familia conoce lo que verdaderamente ocurre. Sin embargo, algunos medios británicos han dejado de lado el cuidadoso respeto que tienen a la Casa Real para cuestionar su modus operandi. En publicaciones que pertenecen al Royal Rota, la rotación de medios de comunicación que cubre información de la realeza, se ha hablado de una "pérdida de confianza".

Algunos periodistas han exigido que Kate Middleton comparta la fotografía original, no editada, de la familia. Sin embargo, según publica The Mirror, en Kensington han rechazado esta posibilidad. "Si no nos podemos fiar de una imagen, ¿por qué vamos a confiar en lo que nos digan?", ha asegurado la experta en realeza Emily Andrews, de la BBC.