Internacional

Sarkozy considera su condena una "injusticia" y valora acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El ex presidente de Francia Nicolas Sarkozy.

El ex presidente de Francia Nicolas Sarkozy. EFE

El expresidente de Francia Nicolas Sarkoy (2007-2012) ha criticado este martes la sentencia que le condena por corrupción y tráfico de influencias, pues considera que se trata de una «profunda injusticia» y ha mencionado la posibilidad de ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en su primera entrevista tras su condena en Le Fígaro.

Sarkozy ha sido condenado a tres años de prisión, de los que se han suspendido dos, en un histórico fallo este lunes. Sin embargo, es poco probable que vaya a prisión, ya que puede cumplir su pena en su domicilio con una pulsera electrónica.

No obstante, el expresidente ha asegurado que no puede aceptar ser sancionado por algo que no ha hecho.

Su abogada, Jacqueline Laffont, ha anunciado que planea recurrir la sentencia y en la entrevista Sarkozy ha hecho alusión a una apelación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Sarkozy está acusado de intentar, con la ayuda de su abogado legal en 2014, saber los secretos de la investigación de Gilbert Azibert, entonces juez general en el Tribunal de Casación, sobre un caso separado relacionado con la financiación de su campaña.

Como contrapartida, el presidente le habría ofrecido su apoyo para solicitar un puesto en Mónaco. Según informaron los medios locales, el juez ha dicho que Sarkozy «forjó un pacto de corrupción» con su abogado y el juez con el que socavó la independencia judicial, un delito de «extraordinaria gravedad».

El abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, y el propio Azibert fueron sentenciados en los mismos términos que el expresidente, aunque además, Herzog fue inhabilitado para ejercer la abogacía por cinco años.

Comentar ()