Clarissa Ward, la reportera estrella de la CNN que se ha hecho célebre por sus coberturas desde la calle en Kabul en pleno ascenso al poder de los talibanes, abandona Afganistán. La insostenible situación del país, donde los talibanes han asesinado en las últimas horas a la familia de un periodista de la televisión alemana, ha hecho que la periodista y su equipo salgan finalmente del país.

Ward y el resto del equipo de la CNN se han marchado esta madrugada en un vuelo militar cargado hasta arriba, como otros de los que se han visto partir estos días desde el aeropuerto internacional de Kabul.

La propia periodista ha compartido una imagen del momento en su cuenta personal de Twitter. «En nuestro vuelo y preparados para el despegue», ha escrito acompañando el mensaje de una foto en la que se aprecia el estado abarrotado de la aeronave, llena de refugiados afganos que han colaborado en los últimos años con el ejército norteamericano, así como sus familias.

Aunque también ha trabajado como presentadora de televisión en EE.UU. en la CBS, esta periodista, que fichó por la CNN en el año 2015, ha demostrado sentirse más cómoda en la cobertura de guerras, terrorismo y catástrofes. Durante su paso por Fox News en Oriente Medio, Ward anunció la ejecución de Saddam Hussein; mientras que en ABC News estuvo destinada en Moscú y Pekín. Desde esta ciudad china la periodista se desplazó hasta Japón para informar en 2011 sobre el terremoto y tsunami que arrasó parte del país. Además, durante su carrera profesional en CBS News la comunicadora británica cubrió en 2014 los inicios de la guerra en Siria, donde se convirtió en la única periodista occidental en entrevistar a un soldado yihadista americano dentro del país asiático.