Internacional

El Reino Unido sanciona a dos líderes serbobosnios por "socavar la paz en Bosnia animados por Putin"

Zeljka Cvijanovic, Milorad Dodik y Vladimir Putin, en una imagen de archivo en 2019.

Zeljka Cvijanovic, Milorad Dodik y Vladimir Putin, en una imagen de archivo en 2019. EUROPA PRESS

El Reino Unido ha anunciado este lunes que aplicará sanciones individuales a los dos principales dirigentes de la República Srpska, una de las dos entidades que forman la federación de Bosnia y Herzegovina, y con una mayoría de población serbobosnia.

El departamento de Exteriores del gobierno de Boris Johnson dirige sus sanciones contra Milorad Dodik, representante de la República Srpska en el gobierno rotatorio nacional, y contra Zeljka Cvijanovic, presidenta de la entidad territorial.

Se trata de las primeras sanciones aplicadas por el Reino Unido contra políticos bosnios, en un momento de recrudecimiento de las tensiones identitarias en los Balcanes. Desde hace meses, los planes de los dirigentes serbobosnios para desgajar la República Srpska se han hecho cada vez más explícitos, con indisimulado apoyo desde Moscú, con gran ascendencia sobre Serbia.

«Milorad Dodik ha impulsado acciones para retirar a la República Srpska de instituciones estatales clave, utilizando una retórica nacionalista, peligrosa y divisiva, socavando la paz nacional y regional y alentando el odio étnico y la negación del genocidio», asegura el gobierno británico en el comunicado hecho público este lunes por la tarde.

Londres también acusa a Cvijanovic de «glorificar públicamente a los criminales de guerra» y de haber «negado el genocidio de Srebrenica». La matanza de Srebrenica durante las guerras de los Balcanes sigue siendo asunto de actualidad en la política bosnia. En una entrevista reciente, Cvijanovic rechazó haber negado el genocidio, al mismo tiempo que aseguraba que discutir esos asuntos impedía progresar a su país.

No obstante, la cuestión sigue teniendo una importancia central. Recientemente, el alto representante de las Naciones Unidas en Bosnia impulsó un decreto criminalizando la negación del genocidio, a lo que el líder serbobosnio Milorad Dodik respondió amenazando con abandonar el ejército federal y crear una fuerza serbia independiente.

El Reino Unido asegura haber trabajado en coordinación con Estados Unidos para aplicar las sanciones, que conecta directamente con la influencia de Rusia y de Vladimir Putin.

«Estos dos políticos están socavando deliberadamente la paz que tanto costó lograr en Bosnia y Herzegovina. Alentados por Putin, su comportamiento imprudente amenaza la estabilidad y la seguridad en los Balcanes Occidentales», ha declarado la secretaria de Exteriores, Liz Truss.

Dodik, en una intervención parlamentaria, ha respondido a las sanciones asegurando que no le preocupan y anunciando que romperá todas las relaciones con la embajada británica en Sarajevo.

Te puede interesar

Comentar ()