Internacional

Argelia carga con todo contra Albares: "pirómano", "pseudoministro" e "indigno de su cargo"

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares. EP

La agencia oficial de prensa del gobierno argelino, APS, ha cargado duramente contra el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, en un artículo de opinión titulado ‘Argel-Madrid: huida hacia delante del pirómano Albares’ y publicado esta misma tarde. En el texto, en francés, tachan al diplomático español de «pseudoministro», dicen que es «indigno de su cargo» y hasta le llegan a llamar «fulano».

La APS pone voz al monumental enfado de Argelia, originado en el reconocimiento español de la postura de Marruecos sobre el Sáhara, y acrecentado en las últimas horas después de que Moncloa señalase a Rusia como verdadero instigador de los movimientos de Argel.

El artículo reconoce una «crisis sin precedentes» entre España y Argelia y asegura que los viajes de Albares a Bruselas para recabar el apoyo de la UE frente al país africano «plantean interrogantes sobre las capacidades de un diplomático indigno de este gran país mediterráneo y de su gran gente que siempre ha inspirado respeto».

El texto de la agencia oficial argelina percute directamente contra el ministro Albares y asegura que su carrera ha estado llena de «pifias». Pero se centra especialmente en los señalamientos a Rusia tras la congelación de las relaciones comerciales entre Argel y Madrid y la ruptura del tratado de amistad y buena vecindad. Una postura que no sólo ha defendido Albares, también la vicepresidenta económica Nadia Calviño.

Para Argel, ese movimiento es sólo «un llamamiento lastimoso a Estados Unidos y la OTAN para ayudar a un pequeño ministro abrumado por su propia bajeza, después de haber intentado en vano movilizar a la Unión Europea».

El texto de la APS llama a Albares «ministro amateur» y «pseudoministro» y relata entre sus logros haber conseguido que el Gobierno se quedara completamente solo en el Congreso de los Diputados al defender el cambio histórico de postura respecto al Sáhara Occidental, en beneficio de Marruecos, el gran enemigo regional de Argelia.

«La precipitación desplegada por el pseudoministro español de Asuntos Exteriores, que sigue agudizando una crisis que, a juicio de todos, a ambos lados del Mediterráneo se podría haber evitado, contrasta con la sabia y tranquila actitud adoptada por Argel, como un país pivote, estabilizador y consciente de sus responsabilidades regionales y como un país esencial del Movimiento de Países No Alineados», continúa el artículo publicado por la agencia estatal argelina, que insiste en que el país africano no adoptará medidas contra la legalidad internacional, aunque sin hacer referencias explícitas a los contratos de gas.

«La historia no va a retener mucho de Albares», termina el duro escrito publicado por Argel, «porque nada grande sale de lo pequeño».

Te puede interesar

Comentar ()