El Instituto Coordenadas para la Gobernanza y la Economía Aplicada, en su grupo de trabajo sobre el norte de África, concluye en su ultimo estudio que Marruecos acredita su apuesta estratégica por el desarrollo del Sáhara.

Indica que para Rabat la promoción del bienestar de la región y su progreso económico son objetivos de primer orden que atraviesan los propios planes de desarrollo del país.

«Con el objetivo de acelerar el desarrollo y la integración socioeconómica del Sáhara Marruecos lanzó, en 2015, un ambicioso proyecto con 8.000 millones de dólares de dotación», destaca este análisis.

El Nuevo Modelo de Desarrollo para las Provincias del Sur, como se ha bautizado al proyecto, se articula, en torno a las infraestructuras que buscan la vertebración del territorio de la región del Sáhara. Destacan la autopista Tiznit-El Aaiún-Dajla, el puerto pesquero de Lamhiriz y el puerto Dakhla Atlantique.

El programa incluye crear una línea marítima de mercancías entre Casablanca y Dajla, estableciendo conexiones náuticas ente las Islas Canarias con Tarfaya y entre Canarias con El Aaiún.

La construcción de un Centro Hospitalario Universitario en El Aaiún y una Tecnópolis en Fum El-Ued también se contemplan en este programa de desarrollo, «evidenciando la gran apuesta marroquí por la región y sus habitantes», subraya el Instituto Coordenadas.

Dice que el objetivo de Marruecos es convertir a esta región en el puente logístico y económico entre Europa y el África subsahariana. «A finales de 2018 ya se habían alcanzado el 48% de los objetivos dotando ya de un fuerte impulso percibido en el dinamismo socioeconoico, incrementándose la creación de empresas, empleos y la atracción de inversiones».

El estudio añade que el potencial en energías renovables de la región, tanto solar como eólica, están guiando gran parte de las inversiones y explica que esta realidad, «que busca contribuir a las cuatro grandes centrales solares y hasta once parques eólicos», convertirá a Marruecos en el líder de las energías renovables en el continente.

De esta forma, Marruecos no solo alcanzará la autosuficiencia energética, sino que será capaz de exportar un porcentaje no menor de las demandas de energía de la Unión Europea.

El Instituto Coordenadas sostiene que las acciones de Estados Unidos y España en torno a la defensa de la resolución del conflicto a través de la vía política que proporciona la autonomía en el marco del reino alauí, son tan importantes y dotan de impulso al progreso, estabilidad y mejora de esta región. «No es solo el desarrollo económico, son las personas que viven en el Sahara lo que está en juego», advierte.