Europa | Internacional

Polonia eleva la alerta militar y valora invocar el artículo 4 de la OTAN

Dos personas mueren por una explosión supuestamente causada por misiles rusos, en una jornada en la que el Kremlin bombardea toda Ucrania

La policía polaca vigila el área de Przewodow en el que han muerto dos personas tras la aparente explosión de dos misiles.

La policía polaca vigila el área de Przewodow donde han muerto dos personas tras la aparente explosión de dos misiles. EFE

La lluvia de misiles rusos sobre Ucrania, como represalia tras la pérdida de Jersón, puede suponer un grave error de cálculo para Rusia. El gobierno polaco ha confirmado que está investigando si la explosión registrada en la localidad rural de Przewodóv, a 10 kilómetros de la frontera ucraniana, ha sido obra de dos misiles rusos. Han muerto dos personas. Tras la reunión de urgencia del gabinete polaco, el portavoz del Ejecutivo, Piotr Muller, ha dicho que se ha elevado la alerta militar y valora invocar el artículo 4 de la OTAN.

Prudencia absoluta en Varsovia. Pasada la medianoche, el primer ministro Mateusz Morawiecki ha comparecido para explicar que se estudian las causas del incidente en Przewodóv, al tiempo que ha confirmado la intención de invocar el artículo 4 para un debate interno en la OTAN. Morawiecki ha llamado a «todos los polacos a mantener la calma», y ha confirmado estar en contacto con aliados y con la propia Ucrania. Minutos antes, el ministerio de Exteriores polaco había confirmado que el artefacto que había caído en suelo de la OTAN era «de fabricación rusa» y se había llamado a consultas al embajador.

«Debemos estar preparados para combatir las noticias falsas y la propaganda. El caos es el arma preferida de Rusia», ha añadido Morawiecki en su comparecencia, en la que no ha respondido preguntas.

El presidente polaco, Andrzej Duda, ha hablado ya con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y también se ha puesto en contacto con el presidente de EEUU, Joe Biden, que está en la cumbre del G20 en Bali, Indonesia. A continuación ha intercambiado pareceres con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, quien sí está convencido de que son misiles rusos. La OTAN se reunirá este miércoles a nivel de embajadores, según informa Reuters que cita a dos diplomáticos europeos.

El artículo 4 dice que «las partes se consultarán cuando cualquiera vea amenazada la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de alguno de ellos». Es la fase previa a la invocación del artículo 5, que garantiza la defensa colectiva. Los 30 aliados se reúnen a demanda del amenazado y examinan si existe una amenaza y cómo contrarrestarla. No hay una presión directa para actuar y las decisiones han de adoptarse por unanimidad. Se ha invocado en diversas ocasiones.

Przewodów pertenece al municipio de Lublin, cerca de la central eléctrica de Dobrotvirska, en territorio ucraniano. Estas dos personas, según informa la prensa polaca, han muerto al explotar un tractor en el que se encontraban en ese momento, y presuntamente a consecuencia del impacto de los misiles perdidos, lanzados desde el lado ruso. Fuentes polacas y ucranianas incluso apuntan que los restos corresponderían a un misil ruso Kh-101.

El Ministerio ruso de Defensa mantiene en un comunicado que «no se han llevado ataques contra objetivos cerca de la frontera con Polonia» y asegura que «los restos no responden a ningún tipo de armamento ruso». El titular ruso de Defensa, Serguei Shoigu, se ha referido a una «provocación deliberada» para justificar una escalada.

Según los medios locales, las explosiones se produjeron en una zona de secado de grano. Przewodów se ubica dentro de una región agrícola, a unos 125 kilómetros de Lublin y unos 300 kilómetros al este de Cracovia.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha reunido de urgencia al Comité del Consejo de Ministros para Asuntos de Seguridad Nacional y Defensa. Se trata de una situación inédita hasta el momento desde el inicio de la invasión de Ucrania por parte de Moscú el pasado 24 de febrero.

El impacto de misiles en territorio polaco afectaría por primera vez a un país miembro de la OTAN, y uno de los más comprometidos desde el primer momento en la ayuda militar a Ucrania. Polonia, que siempre ha defendido la asistencia a Ucrania y acoge a cientos de miles de refugiados, puede invocar el artículo 5 de la OTAN que considera un ataque contra un aliado como un ataque contra todos. Es el principio de defensa colectiva. Requiere consenso y no tiene por qué ser una respuesta militar. Solo se ha invocado una vez con motivo del 11-S.

Ucrania puede demandar a los aliados que de una vez cierren el espacio aéreo, o más armamento como los ATACMS, misiles que tienen un alcance de unos 300 kilómetros. Hasta ahora Washington era reticente.

«Estamos estudiando estos informes y coordinando estrechamente con nuestro aliado Polonia», han declarado desde la Alianza Atlántica, según cita The Guardian. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha calificado de «increíblemente preocupantes» las informaciones procedentes de Polonia. Vedant Patel, su portavoz, ha dicho que EEUU está trabajando en coordinación con el gobierno polaco para saber más sobre la explosión y determinar las medidas adecuadas. El portavoz del Pentágono, Lloyd Austin, que aún no confirma que sean misiles rusos, ha subrayado: «Defenderemos cada centímetro del territorio de la OTAN».

Zelenski: «Debemos actuar»

Zelenski está convencido de que Rusia está detrás de las explosiones en Polonia. «El terror no se limita a nuestras fronteras nacionales. Los misiles rusos han golpeado Polonia… Han disparado misiles en un territorio de la OTAN. Esto es un ataque ruso a la seguridad colectiva. Es una escalada significativa. Debemos actuar».

Según el asesor del presidente Zelenski, Mijailo Podoliak, ha escrito en su cuenta de Twitter, es una estratagema del Kremlin: «Los ataques en el territorio de Polonia no son un accidente, sino un ‘hola’ deliberadamente planeado por Rusia, disfrazado de ‘error’. Esto sucede cuando el mal queda impune y los políticos se dedican a ‘pacificar’ al agresor. Hay que poner fin al régimen ru-terrorista. Condolencias a los muertos».

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksi Reznikov, ha recordado que lo que ha sucedido responde a las advertencia de Kiev. «Llevamos tiempo pidiendo que se cierren los cielos, porque los cielos no tienen fronteras. No las tienen para Rusia y sus misiles sin control. No las tienen para nuestros vecinos de la UE y la OTAN. Fuera los guantes. Es hora de ganar».

Ministros de los países bálticos han sido los primeros en reaccionar a la noticia. «Las últimas noticias desde Polonia son muy preocupantes. Estamos en contacto estrecho con Polonia y otros aliados. Estonia está preparada para defender cada milímetro del territorio de la OTAN», ha dicho en un mensaje el ministerio de Asuntos Exteriores estonio.

En la misma línea se ha expresado el ministro letón de Defensa, Artis Pabriks: «Mis condolencias a nuestros hermanos en armas polacos. El régimen criminal ruso dispara misiles que no solo van dirigidos a civiles ucranianos sino que también acaban en territorio de la OTAN en Polonia. Letonia apoya firmemente a nuestros amigos polacos y condena este crimen». El ministro señala que considera justificado invocar el artículo 4 de la OTAN.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, así como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han expresado sus condolencias y solidaridad al gobierno polaco. La moderación reina a estas horas, ya que la mayoría habla de «explosión». Habría varios grados en la respuesta, una vez confirmado que son misiles rusos o restos tras el impacto con la defensa antiaérea, según se considere un ataque premeditado, o un accidente como consecuencia de los bombardeos en Ucrania.

Apenas unas horas antes, ante los asistentes a la cumbre del G20, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, exponía su decálogo para la paz en Ucrania, basado en la retirada total del territorio de su país y la implementación de una nueva arquitectura de seguridad. Los bombardeos a varias ciudades ucranianas, un centenar de misiles se han dirigido principalmente contra infraestructuras, se interpretan como la respuesta del Kremlin al gobierno de Kiev. Rusia juega con fuego desde que empezó la invasión el 24 de febrero. Y si lo hace en la frontera con la OTAN el riesgo se multiplica exponencialmente.

Te puede interesar

Comentar ()