En el actual contexto de mercado en el que nos encontramos, hay varias razones por las que consideramos que la renta variable española es uno de los activos donde más valor podemos encontrar en estos momentos. Por una parte, la economía española mantiene su buen tono. Se espera un crecimiento anual en 2016 entorno al 3,2%, con un crecimiento más equilibrado, debido en gran parte a la fortaleza del consumo de los hogares y la mejora de la balanza comercial.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate