Dice la leyenda, que en 1907 el explorador polar Ernest Shackelton, publicó en el periódico The Times un anuncio buscando tripulantes para su expedición a la Antártida. La oferta de empleo rezaba lo siguiente: «Se buscan hombres para un viaje peligroso. Paga reducida. Frío intenso. Largos meses en la más completa oscuridad. Peligro constante. Es dudoso que puedan regresar a salvo. En caso de éxito, recibirán honores y reconocimiento».

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate