Algunas noches sin luna es posible ver en el cielo un débil resplandor, diferente del de la Vía Láctea. El polvo acumulado por el paso de los cometas cerca del sol deja una enorme estela que por acción de la gravedad, se queda dando vueltas alrededor de nuestro astro rey durante millones de años, alineándose curiosamente en el plano de las figuras con las que comenzó la astronomía, miles de años atrás: el zodiaco. A ese fenómeno físico se le llama «luz zodiacal».

Numerosos científicos prestigiosos han estudiado profundamente el tema. Uno de ellos comenzó su tesis doctoral en 1971 mediante observaciones en Canarias y la terminó hace algunos años. Se llama Brian May. Sí, el de Queen.

Brian Harold May (19 de julio de 1947) firma un impresionante documento de 256 páginas disponible en Internet en el que podemos leer una preciosa cita en su página 8: Dust in the Wind… all we are is Dust in the Wind… (Polvo en el viento… Todo lo que somos es polvo en el viento) La célebre canción del álbum de Kansas ‘Point of No Return’.

May, además de pertenecer a una de las bandas más importantes del siglo XX, pasará a la historia por ser un excelente colaborador de la NASA»

Brian, además de pertenecer a una de las bandas más importantes del siglo XX, también pasará a la historia por ser un excelente científico colaborador de la NASA en su misión hacia Plutón y por ser un gran filántropo, ordenado Caballero del Imperio Británico por, claro, su majestad «The Queen». La otra.

Al que le tiraba mucho la astrología, ya menos científica, era a Freddie Mercury, que diseñó el escudo de la banda incluyendo los signos zodiacales de sus miembros. En medio vemos un cangrejo. Ese es Brian. Saliendo de lo estrictamente científico y entrando en la fenomenología zodiacal, esa forma de unir diferentes talentos es muy propia de los nativos de cáncer.

Otro ejemplo claro es el de un violinista de mariachi por parte de padre llamado Carlos Santana (20 de julio de 1947). La guitarra apareció teniendo apenas ocho años. No la tocaría mal cuando en 1966, en el Distrito Latino de San Francisco, un grupo se llamó Santana Blues Band por Carlos. Tendrías que verle cómo se defiende en áreas como la autoayuda, o el misticismo. Sus estanterías son famosas por los libros que contienen.

Otra curiosidad zodiacal: el signo Cáncer está «regido» por la luna. Y una nativa de este signo famosa se llama Selena, que significa luna. Selena Marie Gomez (22 de julio de 1992). Sí, nació mientras veíamos las olimpiadas de Barcelona. Esta nativa digital, actriz y cantante, fue la primera persona en alcanzar cien millones de seguidores en Instagram. Ahora mismo si quieres que promocione algo en su red, tendrás que preparar más de medio millón de euros. Y todo comenzó siendo una de las niñas que aparecían junto al simpático Barney con apenas 10 años.

Me extrañó ver también entre los que cumplen años estos días a Martin Gore (23 de julio de 1961). El autor de los éxitos de Depeche Mode parecía tener otra actitud ante la vida. Este genio es mucho más desafiante que los otros lunáticos. A los cinco años, y mientras sostenía un ladrillo a punto de acabar sobre la cabeza de otro niño, tuvo la suerte de que su madre consiguiera reducirle. Hay letras en las que asoma todo eso. Todo esto no es muy propio de los sensibles, emocionales y variables nativos de cáncer. Claro, revisando la carta astral de Martin, y por pocas horas, es ya Leo.

Lo que no me quito de la cabeza es que casualmente el polvo que genera la luz zodiacal de la que hemos hablado y que tanto investiga el físico Brian May… tiene forma de disco.