Toda la izquierda contra Díaz Ayuso y toda ella con los dos mismos argumentos: uno, sostener que la Comunidad de Madrid es la que tiene peores datos de la pandemia en términos de contagios y responsabilizar a la presidenta de esos datos; dos, colgar de sus espaldas la versión de que la capital es la única meta soñada de todo europeo, fundamentalmente francés, que quiera pasar un par de noches de juerga y alcohol.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate