El PP no sabe muy bien qué hacer con Ayuso, a la que quieren de maja pero no de jefa, a la que tienen ganándoles elecciones y encuestas pero sólo como si les hiciera, mejor que nadie, el cocido madrileño a los señoritos del partido. No sé quiénes serán los «niñatos» que decía Esperanza Aguirre, que usa lenguaje de vieja de alpargata, pero quizá se puede llamar señoritos a los que aprecian a Ayuso pero en su sitio, en su cocina, entre sus gansos y peroles, en su Puerta del Sol un poco aperolada también.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate