Nunca un gobierno español gastó tanto en tan poco. Mientras a los ciudadanos nos exprimen con el alza de precios de alimentos de primera necesidad, de energías básicas y sin reducir apenas un euro en impuestos, el Gobierno en plena recesión y con la mayor inflación de Europa gasta diariamente casi medio millón de euros en sus gastos ministeriales. La Intervención General del Estado ha encendido todas las alarmas por este derroche que bate todos los récords en democracia. 

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate