El Gobierno quiere analizar «muy exhaustivamente y con prudencia» la decisión del juez de llamar a declarar como investigado al presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal. Ya lo adelantó este jueves El Independiente y este viernes lo ha confirmado la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría.

El presidente del CSD deberá responder ante el juez a raíz de una querella presentada por Escañuela

«Dado que se trata de una querella y las especiales circunstancias en que se ha encontrado el querellante, permítanme que ese asunto lo analicemos muy exhaustivamente y con prudencia», ha dicho en la rueda de prensa posterior a la sesión semanal del Consejo de Ministros. El Juzgado de Instrucción 36 de Madrid ha citado a declarar como investigado el próximo 19 de octubre a Miguel Cardenal a raíz de una querella presentada por el ex presidente de la Federación Española de Tenis José Luis Escañuela, que le acusa de haber cometido malversación de caudales públicos y otros cuatro delitos más.

Escañuela y Cardenal se encuentran enfrentados desde que en julio de 2015 el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) -dependiente del CSD- abriera un expediente disciplinario al entonces presidente de la federación de tenis por irregularidades en el proceso electoral que lo aupó a ese cargo en 2012.

Ahora, a raíz de la querella presentada por Escañuela, el presidente del CSD deberá responder ante el juez por presuntos delitos de prevaricación, revelación de secretos, falsedad en documento oficial, malversación de caudales públicos e injurias y calumnias.