La participación en las elecciones gallegas se ha situado a las cinco de esta tarde en el 42,48%, un porcentaje «prácticamente idéntico» al registrado en las autonómicas de 2012 a esa hora, dato que fue entonces del 42,50%, ha informado el secretario general de Presidencia, Manuel Galdo.

Por circunscripciones, en la provincia de A Coruña el porcentaje es hasta las 17:00 horas del 42%, el de Lugo del 42,71%, el de Pontevedra del 42,30% y el de Ourense, todavía por delante, del 44,47%, ha señalado Galdo en esta breve intervención ante la prensa, en la sede de la Xunta.

Allí, también ha indicado que en esos pocos colegios, uno en la ciudad de A Coruña y otro en Ferrol, en los que hubo retraso, por la falta de material y por la ausencia de miembros de la mesa, el cierre será más tarde de la hora prevista.

En Galicia pueden ejercer su derecho a voto 2.255.579 ciudadanos en las 3.977 mesas distribuidas por los 2.463 colegios electorales. A ellos hay que sumarle los 446.269 inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA).

Las elecciones autonómicas de este domingo son las décimas que se celebran en la comunidad gallega desde el 20 de octubre de 1981, cuando se hicieron las primeras. Núñez Feijóo, que preside el Gobierno gallego desde 2009 y que intentará revalidar su mandato, alcanzando otra mayoría absoluta, la tercera consecutiva para el PP, es el quinto presidente que tiene la Xunta.

En el segundo avance, La Coruña es la única provincia en la que la participación aumenta y sube del 41,13% de 2012 al 41,99% que registra en este momento. En Pontevedra el retroceso es mínimo: del 42,57% al 42,29%, mientras que en las provincias rurales el descenso es más significativo. En Lugo, la participación baja un 0,6% hasta el 42,70%. En Orense, pese a que siga siendo la provincia más movilizada a esta hora (el 44,48% ha acudido a las urnas), el dato de participación disminuye en 1,7 puntos respecto al de los últimos comicios.

Movilización, el mensaje más repetido por los candidatos

El ánimo a la participación ha sido el mensaje más repetido por todos los candidatos en sus colegios electorales.  Alberto Núñez Feijóo subrayó esta directriz llamando al voto, incluso «a quienes están trabajando en la vendimia».

El cabeza de lista del PP ha insistido en la importancia de que los gallegos «decidan lo que quieren» y de que los políticos interpreten los resultados claramente. «Galicia va a mandar hoy; y por la noche, a escuchar lo que mandó», ha pedido Feijóo, para quien la comunidad se juega este domingo «seguir su camino de certidumbre y bienestar».

Por su parte, el candidato socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, manifestó también su deseo de una «elevada participación» y se mostró «optimista», aunque ha llamado a todas las formaciones a «aceptar el resultado, sea cual sea».

Ana Pontón, candidata de BNG, ha destacado también que es «clave» que haya una importante movilización para poder elegir con criterio el camino a seguir por Galicia en los próximos años. «Cada voto va a ser decisivo», ha asegurado la dirigente nacionalista.

Pontón ha efectuado estas declaraciones tras votar en torno a las 10:30 horas en el colegio electoral del Centro Galego de Arte Contemporáneo, museo situado en Santiago de Compostela, desde donde pidió a los electores «que voten con ilusión» y «pensando en que es importante lo que vamos a decidir». Pontón ha explicado que dedicará el resto de la mañana a visitar varios colegios electorales en la capital gallega, para después trasladarse por la tarde a hacer un seguimiento electoral en la sede de su partido.

Por su parte, el candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Luis Villares, manifestó que espera que los comicios permitan «marcar un récord de participación histórico», porque la gente irá «a votar con ilusión». Villares, que ejerció en Lugo su derecho a voto, hizo un llamamiento al electorado para que «todo el mundo sea protagonista» y «nadie se quede en casa pensando que su voto no importa», porque «la historia la escribimos entre todos y todas».

En la misma línea, ha recordado que «todo el mundo tiene el derecho y el deber de escribir su propia historia», por lo que ha pedido a los gallegos que vayan a votar «con ilusión», ha insistido. «Estas no son las elecciones generales. Son las elecciones gallegas. Decidimos el futuro de nuestra historia como país y, por lo tanto, hago un llamamiento a que todo el mundo vote», ha remarcado Villares.

La candidata de Ciudadanos también puso el foco en la movilización y ha pedido a los gallegos que «no se queden en casa» porque «las cosas que no funcionan pueden cambiar a partir de mañana».

Tras depositar su voto en el colegio electoral habilitado en el Ayuntamiento de Vigo, Losada siguió la línea de los otros candidatos y pidió una «gran participación» de los gallegos en esta jornada electoral y que «reflexionen y elijan las mejores opciones y representantes» posibles.