La crisis interna desatada en el PSOE ha desnudado ante el público general el complejo entramado que organiza al partido a nivel federal. Los restos de la Comisión Ejecutiva Federal, reunida este jueves, han aprobado convocar un Comité Federal para el próximo sábado, con la finalidad de aprobar las primarias para elegir secretario general del próximo 23 de octubre y un Congreso Federal extraordinario para los próximos días 12 y 13 de noviembre.

Así funciona cada uno de estos órganos:

  • Comisión Ejecutiva Federal: Estatutariamente, debe estar compuesta por 38 miembros: presidente, secretario general, 25 secretarios de área y 11 vocales. Actualmente, tras la muerte de Pedro Zerolo y la dimisión de dos vocales, estaba compuesta por 35 personas antes de la dimisión en bloque de los 17 críticos de Pedro Sánchez. El órgano, por tanto, presenta a día de hoy 20 puestos vacantes de 38. La Comisión Ejecutiva se reúne periódicamente y se encarga de aplicar y dirigir la política del partido en el día a día. En este sentido, tiene potestad para decidir sobre actuaciones y trámites concretos del Grupo Parlamentario socialista en el Congreso y en el Senado. La Comisión, además, es la encargada de convocar el Comité Federal, así como de proponerle a éste el candidato a la presidencia del Gobierno. Sus funciones son las más amplias y variadas de todos los órganos, y van desde el control al Gobierno hasta la elección del director de la revista El Socialista.
  • Comité Federal: Se reúne de forma ordinaria dos veces al año y define las líneas políticas del partido entre congresos. Es el órgano encargado de ratificar al candidato a la presidencia y de establecer las políticas de alianzas. Entre sus atribuciones está cubrir las vacantes que se produzcan en la Comisión Ejecutiva Federal, y convocar el Congreso Federal Extraordinario cuando estas bajas afecten a la secretaría general o a la mitad más uno de sus miembros. Puede promover mociones de censura a la Comisión Ejecutiva avaladas por un mínimo del 20% de sus miembros, siempre y cuando sean aprobadas después por mayoría absoluta en el Comité. Está formado por un número cercano a las 300 personas: los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal, los secretarios generales de las federaciones territoriales, los coordinadores de las organizaciones sectoriales, seis representantes de las Juventudes Socialistas, el presidente del Grupo Parlamentario en el Congreso, el portavoz del Senado, el presidente de la delegación socialista en el Parlamento Europeo, 110 miembros elegidos por el Congreso Federal, representantes de las federaciones en función del número de provincias y militantes, el coordinador general del Consejo Territorial y el cargo mayor con afiliación socialista en la Federación Española de Municipios y Provincias. También están invitados a acudir los presidentes autonómicos socialistas y todos los ex secretarios generales.
  • Congreso Federal: Se reúne, cuando se celebra de forma ordinaria, entre el tercer y el cuarto año posterior al anterior Congreso. El artículo 33 de los Estatutos del PSOE establece que se convocará por parte del Comité Federal con 60 días de antelación, aunque el 34.1 matiza que «cuando circunstancias especiales aconsejen la convocatoria de un Congreso Federal extraordinario, o cuando proceda para tratar sobre un tema específico, no será preciso atender a los plazos». Fija los programas del partido y su línea política. Además, juzga y elige a la Comisión Ejecutiva Federal, la Comisión Federal de Ética y Garantías y elige a 110 miembros para el Comité Federal. Lo componen entre 500 y 2.000 delegados y toma sus decisiones a través de votación individual, directa, secreta y en listas completas, cerradas y bloqueadas. En caso de que se hayan celebrado primarias previas entre los militantes, ratifica su decisión.
  • Comisión Federal de Ética y Garantías: Está compuesto por un presidente, un secretario y tres vocales. Sus reuniones se celebran por convocatoria del secretario, a instancias de la presidencia. Entre sus funciones se encuentra, según el artículo 4.6 de su reglamento, «recibir comunicaciones o informaciones de aquellas personas afiliadas u órganos ejecutivos que consideren que existen actividades de algún compañero o compañera, sujeto a su competencia, cuyo comportamiento infringe la legalidad vigente o es éticamente contradictorio o incompatible con los fines del Partido».