El ya ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado esta mañana a través de su cuenta de Twitter que seguirá en su escaño de diputado «para mejorar la vida de los ciudadanos».

A través de la misma red social ha hecho un llamamiento a la militancia como «voz de este partido» y ha expresado que «debemos permanecer unidos». Sánchez ha pronunciado estas palabras el mismo día que la comisión gestora celebraba su primera reunión en la sede federal de Madrid.

Este encuentro ha tenido lugar a mediodía bajo la dirección de Javier Fernández con la principal tarea de recomponer el partido, visiblemende fracturado, debatir la fórmula para conseguir el desbloqueo político.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en un encuentro con los medios que ha tenido lugar esta mañana en Almonte (Huelva), ha evitado hablar de primarias y ha insistido, al igual que lo hizo la semana pasada, en que su puesto está “donde me pongan mis compañeros y donde quieran los militantes, en la cabeza o en la cola”. Tras los hechos acontecidos en el Comité Federal, la presidenta andaluza se ha mostrado visiblemente afligida y ha reconocido que “están siendo unos días muy malos para todos” y ha señalado que ahora “hay que dejar trabajar a la comisión gestora”.

Mariano Rajoy apela a la experiencia y la estabilidad

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha utilizado la misma vía que Sánchez para apelar a la experiencia, estabilidad, moderación, seguridad y confianza que representa el PP en medio de la crisis interna que vive el Partido Socialista.

Ante la reunión del comité de dirección del PP que preside Rajoy para abordar la situación política actual, el jefe del Ejecutivo ha colgado en su cuenta de Twitter una foto de ese encuentro acompañado del siguiente mensaje: «Experiencia, estabilidad, moderación, seguridad y confianza».

Se trata de un mensaje en el que también ha hecho hincapié la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que cree que el Partido Popular es «moderación, confianza y trabajo por el futuro de España. «A la hora de trabajar por el conjunto de la sociedad, la radicalidad se transforma en nada porque no lleva un proyecto detrás. No hay nada que lo sustente, nada más que muchas veces el odio y la frustración, y eso no es lo que representa el PP», dijo Cospedal este domingo en un acto con NNGG en Toledo.