Hacer periodismo con honestidad y libertad. Nada más, ni nada menos. De eso ha tratado la charla coloquio que ha tenido lugar esta tarde en el Club siglo XXI sobre el nacimiento de un nuevo medio, este, El Independiente, dentro del convulso y confuso panorama político y económico español. Porque también se ha hablado, y mucho, de política y economía, los dos puntales en que se sostiene este medio, según ha explicado el director del mismo, Casimiro García-Abadillo, y la adjunta al director, Victoria Prego.

Presentados por el presidente de El Independiente, el ex ministro Eduardo Serra, y moderados por Fernando González Urbaneja, García-Abadillo ha defendido el ejercicio de un periodismo «que cuente la verdad y aporte serenidad a la vida política española sobre la base de calidad informativa, contrastada, que no busca el escándalo». Y en un mundo «donde hay mucho ruido» un medio como El Independiente «tiene un hueco».

En presencia del también ex ministro socialista Miguel Sebastián, del vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, y de la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, -Podemos fue invitado, pero no acudió- entre muchos otros, Prego ha agradecido su contribución a los accionistas que se han embarcado en esta empresa, «a cambio de nada, ésa es nuestra deuda». Porque «no tenemos ninguna otra, ni debemos nada, ni nadie nos debe nada. Salimos al camino completamente desnudos de prejuicios, obligaciones, hipotecas y compromisos», subraya la adjunta al director.

‘Honesta subjetividad’

Es por lo que, entre otras cosas, Eduardo Serra, decidió vincularse a un proyecto que tiene unos capitanes de «acreditada calidad profesional y humana», los mismos que aunque han discrepado a la ahora de analizar si va a haber repetición de elecciones o investidura de Rajoy, coinciden en la reivindicación de un medio que trabajará con «honesta subjetividad», que no perseguirá los clics «sino la información de calidad y contrastada», en palabras de Prego.

«Necesitamos buen tráfico pero no vamos a prostituirnos», ha afirmado taxativo García-Abadillo. Para Prego el tema de las visitas a un medio digital se ha convertido en una trampa cuando lo que se pretende es «publicar noticias importantes y que las personas entren, lean y se enteren de lo que ha pasado». En definitiva, hacer periodismo de toda la vida, lo que se ha convertido en un bien escaso.

Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture; Mario Armero, vicepresidente de la patronal Anfac; y Rafael Miranda presidente de Acerinox han sido también testigos de la promesa lanzada por García-Abadillo: «Estamos en el camino de convertir El Independiente en el periódico más influyente de nuestro país». Dicho queda.