El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha afirmado que ir a unas terceras elecciones en España «es un disparate» y ha añadido que «no pondrá ninguna condición» al PSOE de cara a una abstención de los socialistas. Así, ha asegurado a los periodistas en Torremolinos (Málaga), antes de la inauguración del XII Congreso Jurídico de la Abogacía ICA-Málaga, que «se especula mucho» y ha incidido en que quiere tener «un diálogo a la mayor celeridad posible» con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, «que es mi interlocutor».

Rajoy ha añadido que «lo mejor» es una coalición o, si no, «pactar siete u ocho grandes asuntos». «No voy a poner ninguna condición, se especula mucho, pero voy a hablar con Fernández cuando él así lo desee y le diré que se necesita un Gobierno rápidamente y que ir a elecciones es un gran disparate», ha sostenido.

Rajoy ha confiado en que ese diálogo con el PSOE sea «a la mayor celeridad posible» y que se desarrolle «con absoluta franqueza» y ha insistido en que su interlocutor es Javier Frnández porque es la persona elegida por el PSOE de la misma forma que antes lo era Pedro Sánchez.

«En cuanto pueda, tendré una conversación con él para ver cual es el planteamiento del PSOE, pero creo que hay que dar tiempo. Todavía -ha añadido- tenemos un tiempo, aunque no demasiado, pero hacer nuevas elecciones es un gran disparate». Respecto a los presupuestos de 2017, ha recordado que si hubiera una abstención del PSOE ya sería suficiente, pero ha subrayado que no es ahora el momento de hablar de este asunto.

«Lo urgente es formar gobierno y luego ya hablaremos de los presupuestos y de todo lo demás», ha añadido Rajoy antes de asumir que el proyecto de ley de presupuestos es muy importante y hay compromisos con la Unión Europea que hay que cumplir. Además, ha recordado que ya se están adoptando medidas para que las comunidades autónomas puedan aprobar sus presupuestos y para que funcionen normalmente los servicios públicos.

Por ello, ha reiterado que no planteará exigencia alguna para su investidura porque se trata de «construir y dejar ya los debates, que ya hubo suficientes», ha precisado, «en las campañas electorales».

Rajoy ha insistido en que España necesita un gobierno urgentemente porque se trata de consolidar la recuperación económica y la creación de empleo y ha recordado que los últimos datos del Fondo Monetario Internacional son buenos para España porque aumentan para este año la previsión de crecimiento.

Pero apuntan también «lo que el gobierno ya avisó», que el año que viene las cosas no van a ir tan bien, y eso, a su juicio, hace que sea mucho más urgente la formación de un Ejecutivo tras nueve meses en funciones y sin poder tomar decisiones importantes para el futuro de los españoles.