El magistrado Andrés Palomo del Arco ha elevado una exposición razonada a la Sala Segunda del Tribunal Supremo en la que solicita la tramitación al Congreso de los Diputados del suplicatorio para proceder penalmente contra el diputado y ex conseller de Presidencia de la Generalitat de Cataluña. El instructor ha notificado una providencia a las partes en la que les comunica que la exposición razonada está a su disposición en la Secretaría de la Sala de lo Penal por si quieren consultarla.

El suplicatorio deberá ser votado por el Pleno de la Cámara Baja tras escuchar las alegaciones del diputado independentista, pero todo el proceso puede quedar paralizado si finalmente hay terceras elecciones. El Supremo deberá remitir el escrito al Congreso informando de su intención de investigar a Homs por los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación al participar en la preparación de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014. Una vez que el presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial, Carlos Lesmes, haga llegar el escrito al Congreso, su órgano de gobierno, la Mesa que preside Ana Pastor, deberá poner en marcha su tramitación en su próxima reunión.

Con las Cortes disueltas, sólo mantienen su aforamiento los diputados que forman parte de la Diputación Permanente

El primer paso será enviar el suplicatorio a la Comisión del Estatuto de los Diputados, que preside el ‘popular’ Leopoldo Barreda y que aún no tiene agendada ninguna reunión desde su constitución. Los artículos 13 y 14 del Reglamento del Congreso, que recogen los trámites para la aprobación de los suplicatorios, fijan un máximo de 30 hábiles para que esta comisión parlamentaria decida si avala o no la petición. Y en ese plazo la comisión deberá dar audiencia al diputado del ahora llamado Partit Demòcrata Català (PDC), que tiene la opción de declarar por escrito o bien comparecer a puerta cerrada ante sus compañeros de la comisión.

Una vez concluya su tarea, la comisión deberá remitir su conclusión al Pleno de la Cámara, que al final tendrá que votar. Teniendo en cuenta los plazos, esa votación no se calcula antes de mediados de noviembre.

Todo eso ocurrirá siempre que el 1 de noviembre no se disuelvan las Cortes Generales con motivo de una nueva convocatoria electoral. En ese caso, el suplicatorio de Homs quedaría bloqueado hasta la constitución del nuevo Parlamento. Con las Cortes disueltas y hasta que se constituyan las nuevas cámaras, sólo mantienen su aforamiento los diputados que forman parte de la Diputación Permanente, y entre ellos Homs en representación del Grupo Mixto.

El dirigente independentista sólo perdería su fuero en caso de que no resultara reelegido diputado o que no se presentara a los comicios, pero nunca antes de enero, que es cuando se calcula la sesión constitutiva si se repiten las elecciones.

Esta misma mañana, la Sala Segunda ha dictado un auto en el que acuerda dar curso a la petición de autorización al Congreso de los Diputados, como requisito legal previo para dirigir el procedimiento contra el diputado y, en su caso, formalizar la inculpación por parte del instructor del caso. Con este auto, se suspenden por ahora las actuaciones hasta que el Congreso responda a esta petición.

Homs cree que el TC y el Supremo intentan meter miedo

El diputado del Partit Demòcrata Europeu Català (PDECat) Francesc Homs cree que el Constitucional y el Supremo actúan contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y contra él, respectivamente, para intentar «meter medio» justo cuando se entra en la «fase final del proceso» independentista.

Cuanta más alta sea la pena que nos intenten imponer, más grande será nuestra victoria, la del pueblo de Cataluña»

En declaraciones a los periodistas después de asistir a una conferencia del exconseller Andreu Mas-Colell en el foro Barcelona Tribuna, el exportavoz del Govern se ha referido así a la decisión del Tribunal Supremo de tramitar el suplicatorio para actuar penalmente contra él por dos delitos, desobediencia y prevaricación, tal y como le ha solicitado el instructor del caso en el alto tribunal. «Hoy se aprueba la hoja de ruta que pone rumbo definitivo a la fase final del proceso y el día que se vota esto en el Parlament -donde hoy se celebra la última jornada del debate de política general- envían dos misiles, uno el TC y el otro el Supremo, para intimidar», ha asegurado Homs.

Ante esta reacción del Supremo y del Constitucional, que hoy ha pedido al fiscal que exija «la responsabilidad penal» que corresponda a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por no acatar las resoluciones del tribunal, Homs ha espetado: «Cuanta más alta sea la pena que nos intenten imponer, más grande será nuestra victoria, la del pueblo de Cataluña».