La Fiscalía ha pedido al juez José de la Mata que procese al futbolista Neymar, a su padre, al ex presidente del Barça Sandro Rosell, al FC Barcelona y al Santos por los delitos de corrupción en los negocios y estafa por el supuesto engaño en el precio de su traspaso al fondo brasileño DIS, gestor del 40 % de los derechos del futbolista.

El juez de la Audiencia Nacional archivó en un primer momento este caso al no detectar delito, pero la Sala de lo Penal le hizo revocar este archivo y le obligó a procesarlo.

En respuesta a esa orden, De la Mata dictó un escueto auto en el que, directamente, pedía a las acusaciones que presentaran sus escritos de acusación para abrir juicio oral, obviando el trámite del cierre del sumario y pase a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento), por lo que ahora la Fiscalía recurre este auto y le pide que les procese.

«El precepto no ha sido cumplido por el juez de instrucción vulnerando así las normas esenciales del procedimiento y causando indefensión», asegura el Ministerio Público. Pide que el trámite exigido se haga correctamente y pide al juez que dicte el auto e incluya como investigados además de a Neymar y a su padre, al ex presidente del Barça Sandro Rosell, el presidente del Santos FC Odilio Rodrigues, el Fútbol Club Barcelona y el club brasileño como personas jurídicas.

La causa se abrió por la querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, y que, según la Fiscalía, dejó de cobrar 3,2 millones de euros que le hubieran correspondido.