Francisco Correa ha comenzado a declarar este jueves en el juicio de la trama Gürtel, de la que se le considera el principal cabecilla. Ante el juez Ángel Hurtado, el empresario está detallando el origen de sus contactos con el Partido Popular y sus relaciones, tanto profesionales como personales, con distintos personajes relevantes dentro de la trama y del partido. Estos son los principales nombres que han aparecido, hasta el momento, en su declaración:

  • Luis Bárcenas: El ex tesorero del Partido Popular ha sido el nombre más recurrente en el inicio de la declaración de Correa. El empresario ha detallado el origen de la trama de las comisiones: «En el 96 hablo con Luis Bárcenas y me dice: tú tienes contacto con empresarios y yo con políticos, vamos a intentar hacer gestiones para cuando salen los concursos públicos de la administración intentar favorecer a empresarios que luego van a colaborar con el partido». Correa, además, ha admitido que cobraba comisiones por esta intermediación, que después se repartía con el tesorero del Partido Popular.
  • Francisco Álvarez-Cascos: El nombre del ex secretario general del partido (lo fue entre 1989 y 1999) ha aflorado cuando Correa detallaba uno de sus primeros trabajos para los populares. Fue la organización de un mítin, encargada por Bárcenas, para la que el empresario presentó un presupuesto de 1,45 millones de pesetas, casi 10 millones por debajo de lo que la formación esperaba. En ese contexto, ha asegurado que «Paco Cascos» se sorprendió por el reducido precio y le insistió en que el presupuesto «estaba mal». Correa ha utilizado el ejemplo para argumentar que su relación con el PP surgió por pura competitividad: sus empresas ofrecían los precios más bajos.
  • José María Aznar: El ex presidente del Gobierno ha sido nombrado de pasada por Correa, a través de su hermana Elvira, cuando el empresario se refería a un momento previo a su relación con el PP. «Tras una crisis empresarial un amigo me presentó a Bárcenas; previamente conocí a un periodista que era Raúl del Hoyo, con relación y amistad con Elvira Aznar, hermana de José María Aznar, entonces presidente de Castilla y Léon». Más tarde, ha reconocido que «trabajaban con su equipo».
  • Jesús Sepúlveda: Según la declaración de Correa, el ex alcalde de Pozuelo era, junto a Bárcenas, su principal contacto dentro del partido. Durante su declaración, ha detallado todas las «atenciones» que tuvo con el ex marido de Ana Mato: «Le regalé un coche, realizaba viajes él y su familia con nuestra agencia de viajes, le hicimos algunas atenciones, la comunión y el cumpleaños de hijos…no nos costaba dinero. Los globos, los payasos, el castillo hinchable… no era un coste, era un regalo», ha asegurado.
  • Alberto López-Viejo: Correa ha ratificado la declaración del fallecido Rafael Naranjo, que aseguró en su día haber pagado al entonces concejal de Medio Ambiente de Madrid a cambio de la adjudicación a la empresa Sufi de una contrata de basuras en Moratalaz. «A Alberto López-Viejo le conocía de cuando estaba en Nuevas Generaciones, de cuando era un crío. Con él no tuve una gran relación, a pesar del famoso vídeo del barco paseando por el Peñón», ha dicho, asegurando que ese encuentro estuvo organizado por Alejandro Agag, yerno de José María Aznar.
  • Francisco Camps: El empresario ha defendido los regalos efectuados al ex presidente de la Comunidad Valenciana. «¿Dónde está el problema en regalarle cinco corbatas a Francisco Camps? El Corte Inglés tiene un departamento de regalos de empresa», se ha justificado, aludiendo a su «mentalidad de empresa privada» en la que los regalos, ha afirmado, son una práctica habitual.
  • Mariano Rajoy: Correa ha relacionado la llegada de Rajoy a la presidencia del PP con el cese de su relación con el partido. «Nosotros trabajábamos con todo el equipo de José María Aznar, luego nombran presidente del partido a Mariano Rajoy. Pablo Crespo [su socio] no tenía buena relación con Rajoy en Galicia y no había química. Luego iniciamos una actividad en Valencia, de Álvaro Pérez [El Bigotes] con Paco Camps».
  • Pío García-Escudero: «Tenía un montón de gente que conocía en el PP», ha asegurado Correa, entre los que ha mencionado, destacándolos, a Jesús Sepúlveda, Ana Mato y Pío García-Escudero, presidente del PP en la Comunidad de Madrid entre 1993 y 2004.
  • Álvaro Pérez: Correa se ha referido en varias ocasiones a El Bigotes, hombre fuerte de la trama en Valencia, a quien sin embargo ha restado responsabilidad en las entregas de dinero. «Álvaro Pérez no entregó un duro a nadie, las entregas las hacía yo solo. Álvaro, cuando le ficho, debía a la Seguridad Social un montón de dinero. Le fui pagando yo personalmente muchísimo dinero para saldar esa cuenta, porque me embargaron su salario. Álvaro no entregó nunca un euro a Sepúlveda, pero le invitó a comer 200 veces», ha reconocido.
  • José Luis Peñas: El empresario se ha referido con dureza al ex concejal de Majadahonda y principal denunciante de Gürtel, el hombre que durante meses estuvo grabándole para después denunciarle, pese a mantener con él una relación prácticamente familiar. «Alguien que estuvo viviendo, comiendo y cenando dos años en mi casa me estaba grabando para luego denunciarme. Sobran las palabras», ha sentenciado al respecto, aunque ha asegurado que estaba «convencido» de que Peñas le traicionaría cuando dejara de pagarle y apoyarle. «Cómo te voy a hacer eso si soy como tu hermano», revela que le contestó el ex concejal del PP.
  • Esperanza Aguirre: La ex presidenta de la Comunidad de Madrid suele presumir de que fue ella quien destapó la trama Gürtel al paralizar la venta de unos terrenos en Majadahonda de la que luego se beneficiaría el entramado liderado por Correa. El empresario ha negado ese ‘mérito’: «El origen de Gürtel no es el que dice Esperanza Aguirre, esta señora está absolutamente equivocada. El origen está en Majadahonda y lo descubre el desgraciado, por el caído en desgracia, Guillermo Ortega. Este escándalo nacional sale de Majadahonda», ha afirmado.