Francisco Granados usó a su hermano Alfonso para blanquear dinero obtenido por el cobro de comisiones ilegales en el caso Púnica, el 3% madrileño, según un informe policial que aparece en uno de los 26 tomos cuyo secreto sumarial se ha levantado hoy por orden del juez Eloy Velasco.

La Guardia Civil ha encontrado una nota dentro de un sobre con el membrete de la Comunidad de Madrid escrita por Granados cuando era consejero de Presidencia y Justicia en el Gobierno regional en la que le explica que va a dar 360.000 euros a David Marjaliza para que los cuente «con la máquina» y en la que le pide que añada otros 30.000 «porque eres rico». Este dinero estaba destinado a la compra de una casa que, en un principio, se iba a poner a nombre de la madre del ex dirigente popular, pero que luego se opta por Alfonso Granados.

 

Manuscrito de Francisco Granados.

Manuscrito de Francisco Granados.

El ex mando del PP, que se dirige a Marjaliza con el apodo de «Monti», le explica en esta nota el cambio de titularidad de la casa. La Guardia Civil sostiene que «esta concatenación de acciones de compra de inmuebles, formalización de hipoteca, venta en corto tiempo de la casa y cancelación de la hipoteca» supone «un blanqueo de capitales».

Una casa en Madrid

Los agentes sostienen que este delito se perpetró, por ejemplo, en la adquisición de una casa en la calle Aranda de Madrid en 2011, «en el que no ha quedado acreditado el origen de buena parte del importe de la compra», por lo que presumen que el mismo procede «de supuestas comisiones ilegales».

Además, en los tomos que hoy han salido a la luz se recogen varios informes sobre los regalos que recibían altos cargos y funcionarios de la Comunidad de Madrid durante las navidades por parte del arrepentido David Marjaliza y del empresario Ramiro Cid. Las dádivas se llevaron a cabo entre los años 2005 y 2008.

La Guardia Civil sostiene que estos regalos buscaban «predisponer» a los cargos públicos para lograr «adjudicaciones inmobiliarias.»