El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Manuela Carmena, ha presentado este miércoles el borrador del Plan de Calidad del Aire [consultar en PDF], que incluye algunas nuevas medidas como la prohibición del tráfico en la zona centro de la capital, la restricción de la velocidad en las vías de acceso a la ciudad y a la M-30 a 70 kilómetros por hora, así como ampliar el área de estacionamiento regulado a zonas de fuera del anillo de la M-30, hasta ahora exentas del pago.

Estudian medidas para anticipar el anuncio de las medidas contra la contaminación

Estas son algunas de las medidas presentadas por la concejal de Movilidad del Consistorio, Inés Sabanés, que ha anunciado que estudiarán medidas «que mejoren y anticipen» la información que ha de llegar al público para poder anunciar las medidas en torno a las diez de la noche del día anterior en que se apliquen. Esto lo harán, ha explicado en declaraciones a los medios, mediante un «modelo mixto entre predicción y datos ciertos» que permita ofrecer datos anticipados, para dar más margen de tiempo a los ciudadanos en caso de que se apliquen las medidas, y siempre y cuando esté garantizada la salud de los ciudadanos.

Esta decisión se produce después de que el Ayuntamiento madrileño esperara a las 23.30 horas del martes para informar de si al día siguiente se podría circular con normalidad, después de tres jornadas de restricciones por altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2). La alcaldesa de Madrid ha comparado las razones por las que no se puede informar con más antelación las restricciones de tráfico por contaminación con la fiebre, que -ha dicho- sube por la noche: «Cuando le das el Dalsy al niño, es cuando en el termómetro le ha subido la fiebre y la contaminación es así», ha asegurado.

  • Restricción al vehículo privado en el centro. La primera de las propuestas del ayuntamiento es la creación de un «área de acceso restringido para el vehículo privado», al que sí podrán acceder residentes. El área, donde tendrán prioridad la movilidad peatonal, la bicicleta y el transporte público, comprenderá la zona céntrica y estará determinada por algunas de las principales vías del centro de Madrid; estará acotada por las calles Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran vía de San Francisco, calle Bailén, Cuesta de San Vicente y Princesa.
Mapa de

Mapa de la zona restringida al tráfico del vehículo privado. | Ayuntamiento de Madrid. AYUNTAMIENTO DE MADRID

  • Limitación de la velocidad en la M-30. Entre las propuestas, está prevista la limitación de la velocidad a 70 kilómetros por hora en las vías de acceso a la ciudad y en la M-30, que pasaría de tener un límite de 120 kilómetros.
  • Extensión de carriles bici. El borrador plantea la revisión de la red actual y la ampliación de la red ciclista, así como la «definición y establecimiento de red de aparcamientos para bicicletas». Entre las medidas, también contempla la ampliación de la red BiciMad a zonas de gran demanda.
  • Ampliación del aparcamiento de pago fuera del M-30. Entre las medidas incluidas en el borrador del Plan de Calidad del Aire está el incremento de bonificaciones y penalizaciones en las tarifas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en función de las emisiones del vehículo, y la ampliación del estacionamiento de pago al la zona exterior de la M-30. Se plantea su ampliación «en los barrios que así lo demanden», por el que los residentes estarían eximidos de pago y los no residentes tendrían que pagar la tarifa.
  • Creación de aparcamientos disuasorios. El plan prevé la «constitución de una red de aparcamientos» en la «corona metropolitana», conectada con los nodos de transporte público para «facilitar la transferencia del vehículo privado al transporte colectivo», y evitar así la entrada del turismo al centro de la ciudad.
  • Incentivos para taxis menos contaminantes. El borrador incluye exenciones fiscales para vehículos cero emisiones y la modificación de la normativa para establecer que los vehículos que se sustituyan a partir de 2020 sean de bajas emisiones. También plantea la optimización de recorridos, con el incremento del número de paradas de taxi «para reducir el número de viajes en vacío».