La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, ha atribuido su derrota en las urnas a la reapertura de la investigación sobre los correos electrónicos con información secreta anunciada por el director del FBI, James B. Comey, once días antes de la votación.

«Hay multitud de razones por las que en unas elecciones como éstas no se consigue el éxito (…). Nuestro análisis es que la carta de Comey que planteó dudas infundadas frenó nuestra inercia», ha apuntado Clinton en una teleconferencia con donantes de la campaña, según informa Europa Press.

Uno de los donantes ha revelado que Clinton ha apuntado que la segunda carta de Comey que despeja las dudas sobre la investigación y que fue publicada dos días antes de la votación, fue incluso más dañina. En la carta señalaba que el examen de una nueva tanda de correos confirma las conclusiones del mes de julio por la que se rechazaba cualquier imputación.

Para la candidatura demócrata, esa segunda carta solo fomentó el discurso del «sistema amañado» utilizado como bandera por su contrincante, Donald Trump. En particular, se recordó el escándalo a las mujeres blancas de los barrios y se inclinaron así decididamente por el candidato republicano.

Pese a encabezar las encuestas, en muchos estados clave «caímos y tuvimos que esforzarnos mucho para recuperar nuestra ventaja y lo habíamos logrado el último fin de semana», ha argumentado Clinton en la conferencia telefónica con los donantes. «Estábamos arriba en todos menos en dos de los estados clave y estábamos muy arriba en algunos de los estados que acabamos perdiendo», ha añadido Clinton en un tono estoico, según la fuente. «Sentíamos que teníamos que recomponerlo», ha añadido.

Moore entra en la Torre Trump

La victoria del magnate sigue provocando reacciones y por cuarta noche consecutiva se han repetido las protestas contra el líder republicano. Además, el cineasta Michael Moore ha entrado en el edificio Trump Tower de Manhattan para intentar hablar con el presidente electo, pero los servicios secretos le impidieron subir hasta las oficinas del magnate neoyorquino.

«Señor Trump. Estoy aquí, quiero hablar con usted», escribió el polémico director en una breve nota que pudo entregar al portero del edificio, durante una protesta en la que participaron cientos de personas frente al rascacielos del empresario.

Moore, que grabó la escena con su teléfono móvil retransmitida en directo a través de Facebook Live, logró acceder hasta el interior del edificio y subir por las escaleras mecánicas hasta llegar a la cuarta planta.

Fue entonces cuando agentes de los servicios secretos frenaron el paso al cineasta y le indicaron que no podía subirse al ascensor que conduce a las plantas altas del rascacielos donde Trump estaba reunido con sus principales asesores.

«No queremos que la policía nos expulse. Hay una protesta, pero está siendo en la calle. Pensé que a lo mejor podía entrar en la Trump Tower y subir por las famosas escaleras mecánicas», se oye decir a Moore durante la grabación.

En otro momento, asegura que el Colegio Electoral debería ser eliminado porque es «irónico» que 240 años después de su creación «para apaciguar a los dueños de esclavos», ahora un «racista» vaya a ser el presidente «sin haber obtenido la mayoría del voto popular».