No hay muchos asuntos que pongan de acuerdo a PP y PSOE con facilidad, pero este martes ambas formaciones han unido sus fuerzas y han presentado un texto para mejorar y actualizar la ley de protección integral contra la violencia de género. Una enmienda por la que ambas formaciones promueven la creación de una subcomisión de Igualdad antes de final de año para llegar a un Pacto de Estado sobre este asunto y que los socialistas han presentado como un «triunfo» y una «cesión» por parte del PP.

Este Pacto quiere recuperar «el espíritu de consenso» de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género, según reza el documento, que también contempla la puesta en marcha un Plan Integral para prevenir, proteger, y reparar el daño a menores víctimas de violencia de género, y una Comisión de Seguimiento para analizar y evaluar la aplicación de  la ley.

El PSOE se atribuye el ‘triunfo’ del texto, al no contar el PP con la mayoría absoluta

El texto ha sido presentado conjuntamente en el Congreso y está firmado por los portavoces del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando, y el del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando, en un gesto completamente excepcional, dada la delicada situación que atraviesa el PSOE, en la que no puede permitirse grandes cesiones. Es por ello que Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso, ha destacado el contexto en el que se presenta la enmienda. «Llevamos dos años y medio pidiendo un pacto de estado político social institucional por la violencia de género», ha comenzado, para asegurar que el PP ha cedido al no contar con mayoría absoluta.

«Después de dos años y medio, cuando el PP no ha tenido mayoría absoluta, se ha visto obligado a pactar la creación de esta subcomisión», ha apuntado. El portavoz socialista también ha querido marcar distancias con los populares atribuyéndose el mérito de la propuesta: «Hoy también tenemos un triunfo importante que va de la mano del convencimiento de que el PP, ahora que esta en minoría, tendrá que ceder en este Pacto de Estado».

El PP, por contra, señala que los dos partidos son «promotores»

«En la enmienda contemplamos la necesidad de hacer y celebrar un Pacto de Estado en torno a este asunto que implique a los agentes que participan y combaten de forma activa la violencia de género», ha explicado poco antes el popular Rafael Hernando, también en rueda de prensa en el Congreso. A diferencia del socialista, el portavoz del Grupo Popular ha querido insistir en que la propuesta es conjunta porque «ambos éramos promotores».

Ciudadanos, por su parte, ha expresado su intención de votar a favor de esta enmienda y su portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha asegurado que trabajarán «siempre por la búsqueda del máximo consenso y eficacia» en una ley que, según ha expresado, «debería tener unos efectos que no acaban de verse en las estadísticas».

Podemos reclama concreción presupuestaria

El documento presentado también contempla «dotar suficientemente las partidas presupuestarias, especialmente los recursos destinados a la prevención y a la asistencia social de las víctimas de violencia de género y a sus hijos», aunque no concreta en qué se traducirá esa dotación presupuestaria, un hecho que ha criticado Podemos.

Su portavoz parlamentario, Iñigo Errejón, ha señalado los dos compromisos que echa en falta en el texto presentado , al que ha calificado como un «brindis al sol». La primera petición es que «se reconozca que la violencia machista no se enmarca sólo en el ámbito de la pareja», ha señalado. En segundo lugar, además, ha insistido en que los compromisos reflejados en el texto «tienen que llevar recursos presupuestarios detrás» y ha pedido asignar «dotaciones presupuestarias» a estos objetivos.