El juzgado madrileño que instruye el caso del pequeño Nicolás ha tenido dificultades para localizar el domicilio del empresario catalán Javier de la Rosa, al que quiere tomarle declaración en calidad de testigo el próximo 28 de noviembre a raíz de la conversación que mantuvo con el joven semanas antes de la detención de éste y cuya grabación se ha incorporado al sumario.

El encuentro tuvo lugar el 19 de septiembre de 2014 en el Hotel Meliá Castilla y De la Rosa acudía a reunirse con un supuesto emisario de la Vicepresidencia del Gobierno que respondía por Francisco Nicolás Gómez Iglesias, al que autorizó a grabar el contenido de la conversación que iban a mantener y en la que el empresario aseguró que le entregó comisiones a Jordi Pujol y a la antigua Convèrgencia.

Fuentes judiciales indicaron a Elindependiente.com que el Juzgado de Instrucción 2 de Madrid llevaba semanas intentado averiguar el domicilio en el que vive De la Rosa para notificarle la citación, al disponer de una dirección errónea. Las fuentes dijeron que personal del juzgado ha hablado ya telefónicamente con Javier de la Rosa, al que ahora enviarán la notificación.

El juez citó al empresario el 26 de octubre, pero se vio obligado a suspender la comparecencia

El juez Arturo Zamarriego ya dictó una providencia el 18 de octubre citando al financiero catalán a comparecer ocho días después junto a otros tres testigos más (Máximo Z.M., Carlos P.G. y Fernando José R.M.), pero aquella comparecencia se tuvo que suspender. Ahora ha quedado fijada para el día 28, con lo que el juzgado dispone de margen para formalizar la citación de forma reglamentaria.

En la reunión que mantuvo con Gómez Iglesias el 19 de septiembre de 2014, De la Rosa ofreció detalles acerca de cómo dio dinero a Pujol y a Convergència, concretamente «1.400 millones» de pesetas al ex president y «4.500» millones al partido. «Yo llevé [dinero] en nombre de un grupo de bancos desde el año 80 a 1985 y después con el KIO hasta 1994. Toda la financiación que necesitaba Convergència la pagaba yo. A Miquel Roca, que era el tesorero, y a Jordi Pujol directamente. Les di hasta 4.500 millones [de pesetas], provenientes de sociedades que los habían recaudado para que yo se los diera a ellos. Para que Convergència fuera el equilibrio para la no entrada del independentismo. Cuando yo veo que este hombre se mete de lleno en el independentismo, no sólo eso, sino que me amenaza personalmente, es cuando le fui a denunciar», revela.

De la Rosa detalla a Gómez Iglesias los pagos a Pujol en la cinta, incorporada al sumario

El financiero no ahorra detalles en dicha conversación, cuya grabación fue desvelada por el diario Público: «Como dice mi denuncia, yo llevaba por las noches el dinero [a Pujol], en efectivo, a su despacho. Lo bajaba por la puerta de atrás, por una escalerilla al coche. Y le metía los cheques en el bolsillo delante de [Marciá] Alavedra, por ejemplo. Hasta sumar 1.400 millones [de pesetas] de él personalmente y aparte 4.500 millones más para Convergència», añadió.

De la Rosa cuenta también que logró que le devolvieran «200 millones» de pesetas para pagar a su antiguo abogado -Cristóbal Martell- tras la mediación del ex alcalde de Barcelona Xavier Trías, compañero suyo en el servicio militar y en cuya boda conoció a la que hoy es su esposa. «Si yo contara esto, Xavier Trías tendría que dejar la Alcaldía», aseguró antes de reconocer que ya han perdido la amistad.

Fernández Díaz y los Pujol

Igualmente, reveló al pequeño Nicolás que el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz «ha vivido de los Pujol durante muchos años», hasta que Rajoy «lo rescató» y lo convirtió en secretario de Estado. «Recibió dinero mensualmente», aseguró.

El juez Zamarriego recibió el audio en abril de 2015 y lo incorporó al sumario de la causa matriz, de la que ha ido desgajando actuaciones al abrir tres piezas separadas.