El último barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat apunta a un «empate técnico» entre partidarios y detractores de la independencia, con una ligera ventaja del ‘no’ (45,1%) frente a los del ‘sí’, que pasan del 47,7% del pasado junio al 44,9% actual. «Es un empate técnico al estilo cupero», ha ironizado en rueda de prensa el director del CEO, Jordi Argelaguet, en alusión a la fuerza asamblearia (CUP), para presentar el último barómetro del CEO, que señala también que hay un 9,9 % que no sabe o no contesta sobre la cuestión y que serían claves para decantar la balanza en un eventual referéndum de independencia.

Según el barómetro, Junts pel Sí pierde intención de voto aunque se mantendría en los 60-62 diputados y la CUP retrocedería a los 6-8 diputados si se celebraran las elecciones catalanas, con lo que ambos podrían perder la mayoría absoluta en el Parlament (68), según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO).

El CEO indica que JxSí sacaría 60-62 escaños (actualmente tiene 62), la CUP caería de los 10 a los 6-8 diputados, Ciudadanos retrocedería de 25 a 20-21, el PSC se quedaría en 14-15 escaños (tiene 16), Catalunya Sí Que Es Pot subiría de 11 a 19-20, disputándose el segundo puesto con C’s, y el PP ganaría 2 diputados, pasando de los 11 actuales a 13-14 parlamentarios.

El estudio, elaborado a partir de 1.500 encuestas realizadas entre el 17 de octubre y el 3 de noviembre, detecta pérdida de intención de voto en todas las fuerzas del Parlament salvo CSQEP y el PP. «La mayoría independentista -JxSí (ERC y PDECAT)- está rozando la mayoría absoluta, en la banda alta la ganaría y en la baja la perdería», ha afirmado el director del CEO, Jordi Argelaguet, en rueda de prensa.

El estudio detecta un trasvase de la CUP a Junts pel Sí, pues el 21,3 % de los encuestados que dicen que votaron a los antisistema optarían ahora por la coalición del PDECAT y ERC. El director del CEO ha destacado asimismo que la subida de CSQEP en el sondeo se explicaría por captación de voto de votantes del PSC, de la CUP y los abstencionistas, según los datos del estudio.

En cuanto al repunte del PP, Argelaguet ha apuntado que puede haber influido la actual coyuntura por el debate previo a la formación de Gobierno y ha señalado que el electorado, en su comportamiento, cada vez distingue menos entre elecciones autonómicas y generales. También ha considerado que Ciudadanos, que perdería fuerza en el Parlament si hubieran elecciones, puede variar en las encuestas hacia arriba o hacia abajo en función de su papel en el Congreso de los Diputados.

Junqueras y Puigdemont, los mejor valorados

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, es el líder político mejor valorado por los catalanes con un 5,29 sobre 10, mientras que el presidente Carles Puigdemont recibe una puntuación del 5,25, siendo los dos únicos líderes que los ciudadanos aprueban.

Tras Junqueras y Puigdemont, se sitúan el líder de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, que roza el aprobado con un 4,99, y el líder del PSC, Miquel Iceta, que acaba de renovar su mandato al frente del partido y que los ciudadanos puntúan con un 4,67. Según la encuesta del CEO, los dos líderes peor valorados son el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz (1,58) y el líder popular en el Parlament, Xavier García Albiol (1,96).